Público
Público

Graves inundaciones por fuertes lluvias en Reino Unido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Botes salvavidas y helicópteros militares rescataron a cientos de personas durante la noche en el norte de Inglaterra y un policía murió mientras lluvias torrenciales inundaban hogares, derribaban puentes y causaban el cierre de caminos.

La policía del pintoresco y turístico distrito Lake, en el condado de Cumbria, dijo el viernes que había encontrado el cuerpo de un oficial de policía que había desaparecido cuando un puente se derrumbó.

"El policía Constable Bill Barker murió intentando salvar las vidas de otros. El fue muy heroico, un hombre muy valiente", expresó el primer ministro Gordon Brown, quien prometió asistencia de emergencia para las áreas afectadas.

Barker, de 44 años, había estado dirigiendo a los automovilistas para que se alejaran del puente cuando éste se derrumbó.

La oficina meteorológica dijo que la cantidad de lluvia esperada para la totalidad de noviembre había caído en 24 horas y la Agencia Ambiental dijo que habían caído 314 litros por metro cuadrado de agua caída en un área, que es un récord para Inglaterra, según precisó.

Reino Unido ha sufrido fuertes inundaciones durante los últimos años, generando preocupación por el impacto del calentamiento global. El año pasado, el país tuvo su verano más húmedo desde que comenzaron a llevarse registros en 1914.

Además, las inundaciones en 2007 afectaron a 55.000 casas y tiendas y dejaron un coste en seguros de alrededor de 3.000 millones de libras (3.350 millones de euros).

Un portavoz de la Asociación de Compañías Aseguradoras británicas dijo que los últimas inundaciones parecían menos destructivas, pero que tardarían días en lograr una estimación confiable. La policía estimó que cerca de 1.000 hogares en Cumbria habían sufrido daños durante las últimas inundaciones.

El pronóstico para el viernes de la oficina meteorológica era mejor, pero podrían caer otros 40 litros por metro cuadrado el sábado. Los responsables emitieron cuatro advertencias de inundaciones severas -que implican peligro extremo para vidas o propiedades- en el noroeste de Inglaterra y dos más en Escocia.

Un testigo en la ciudad de Cockermouth, Cumbria, en donde nació el poeta William Wordsworth, dijo a radio BBC que vio el rápido aumento del nivel del agua en su ventana. "En un período muy corto las personas estaban vadeando", dijo recordando que pronto el agua les llegaba a la altura de las rodillas y luego al obligo.

"Y estaba subiendo tan rápidamente que realmente se volvió muy temible", agregó.

Las fuerzas de Defensa de Irlanda indicaron que estaban desplegando a 110 soldados, 15 camiones y cuatro botes para luchar contra las inundaciones en el sur y en el oeste del país.