Público
Público

Grecia calcula que seguirá en recesión en 2012 por cuarto año consecutivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Finanzas de Grecia, Evangelos Venizelos, calculó hoy que el endeudado país mediterráneo continuará en recesión en 2012 por cuarto año consecutivo, cuando todas las previsiones anteriores indicaban que ese año volvería al crecimiento.

El agravamiento de la contracción económica en el presente año, con una caída prevista del PIB de más del 5 % -frente al 3,8 % inicialmente calculado- debido a las austeridad y el empeoramiento de la coyuntura internacional, ha modificado las proyecciones y hace imposible que el país pueda volver al crecimiento en 2012.

"Debemos darnos cuenta de que hay una recesión acumulada de tres años, que ahora se convertirá en cuatro años", afirmó Venizelos en una intervención parlamentaria.

"No es posible que digamos que creemos en el crecimiento y apoyamos la economía real sin tener esto en cuenta", añadió.

La economía griega ya cayó en 2009 un 2,3 %, un 4,5 % en 2010 y este año la contracción puede llegar incluso al 5,3 %, según los últimos datos oficiales.

Aseguró que era necesario entender "la profundidad de la recesión" para comprender las "divergencias en las proyecciones de la "troika" (los supervisores internacionales de la UE, FMI y Banco Central Europeo) en mayo de 2011".

El Gobierno griego introdujo una tasa inmobiliaria extraordinaria con el objetivo de recaudar 2.000 millones para tapar un agujero presupuestario de 1.700 millones que alejaba al país del objetivo de reducir este año su déficit hasta el 7,6 % desde el 10,5 5 en 2010.

Esta previsto que los inspectores de la "troika" regresen a Atenas el próximo lunes y de que hagan un dictamen favorable sobre el ritmo de reformas depende que Grecia pueda tener acceso a 8.000 millones de euros del primer plan de rescate, que Atenas requiere con urgencia para pagar sueldos y pensiones.

Venizelos también justificó la introducción del nuevo impuesto inmobiliario al hacer mención al enorme grado de evasión fiscal existente y recordó que en el país, con más de 11 millones de habitantes, solo 25.000 contribuyentes declaran ganar más de 100.000 euros.

"Esto es ficticio, no es real. Por lo menos así todo el mundo paga por su propiedad teniendo en cuenta su ubicación y valor", subrayó.

El nuevo impuesto sobre las propiedades inmobiliarias que se impondrá durante dos años será de entre tres y 16 euros por metro cuadrado, dependiendo el valor de la propiedad, y será cobrada en la factura de la electricidad.