Público
Público

Grecia no descarta un referéndum sobre los acuerdos de la cumbre

 Los partidos de izquierda temen que la quita de la deuda helena traiga nuevos ajustes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Grecia está pendiente de los posibles acuerdos de la cumbre de los países de la zona del euro, que tienen que determinar cuál será la quita que finalmente se aplica a la deuda helena, como contribución de los inversores privados al rescate del país. El primer ministro, Yorgos Papandreu, que ayer se reunió con el presidente de la República, Karolos Papoulias, insistió en que su gobierno hace todo lo posible para atenuar las cargas del pueblo griego y pidió a los bancos, que son los que tendrán la última palabra sobre la quita, que respalden la economía real.

Las decisiones que se tomen hoy en Bruselas determinarán en gran medida las decisiones del Ejecutivo socialista, que ahora está buscando una fórmula para ratificar la decisión de la cumbre europea sobre la quita. De momento, no descarta la posibilidad de convocar un referéndum, a través del cual buscará que la aprobación del nuevo acuerdo europeo se haga directamente por el pueblo heleno. Como alternativa, se baraja llevar el asunto al Parlamento, para que sea aprobado por una mayoría cualificada de 180 escaños sobre los 300 que componen la cámara (ahora, las decisiones se han tomado por mayoría de más de 151 votos).

Dentro de las filas del Pasok, el partido del Gobierno, siguen escuchándose voces discrepantes, como la del diputado Mimis Androulakis que ha atribuido la actual situación de país a la falta total de entendimiento entre Papandreu y Antonis Samarás, el líder del conservador Nueva Democracia. Los conservadores, por su parte, han declarado que 'no puede consentir un acuerdo incorrecto para el país que cede gran parte de su soberanía'. El partido comunista KKE sostiene que una quita sobre la deuda griega supondrá el reinicio de nuevas medidas de austeridad, de recortes salariales y el colapso de los fondos de seguros, mientras que la coalición de izquierdas Sýriza subraya: 'Vemos el final del ciclo catastrófico del Gobierno de Papandreu que se cierra con austeridad permanente y pérdida de la soberanía'.