Público
Público

El Greco vuelve a las orillas del Tajo

Para la ocasión, se incorporan cuatro nuevas obras de los ayudantes de su taller siguiendo los modelos del maestro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras su paso por Sevilla, Valencia y Zaragoza, la exposición El Greco. Toledo 1900 regresa a la ciudad del Tajo, donde murió Doménikos Theotokópoulos, conocido como El Greco. Para la ocasión, se incorporan cuatro nuevas obras de los ayudantes de su taller siguiendo los modelos del maestro: Retrato de la Reina Mariana de Austria, de Juan Bautista Martínez del Mazo; Busto de Archer Milton Huntington, de Anna Hyatt; Retrato del General Joven, de Bartelomeo Passerotti, y Crucificado, de su discípulo Luis Tristán.

La muestra, organizada por el Ministerio de Cultura de Castilla-La Mancha, quiere poner de manifiesto la influencia de Toledo en su obra. Por ello, está centrada en la última etapa pictórica del artista cretense, desarrollada en dicha ciudad entre 1600 y 1614.

El recorrido lo forman 25 obras originales del pintor manierista, siete lienzos de otros autores y ocho ejemplares de cuadros de su taller y copias de sus lienzos. Destaca el Cristo crucificado, un óleo sobre lienzo inédito hasta el momento y firmado por el autor. También llama la atención un ejemplar de Obras completas de Jenofonte, anotadas por El Greco, procedente de la biblioteca del Marqués de la Vega Inclán, fundador del Museo del Greco.