Público
Público

Greenpeace apuesta por la energía solar térmica

La ONG insta a los gobiernos a promover la financiación de estas tecnologías

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El uso de la energía solar térmica de concentración (ESTC) es aún incipiente pero podría suministrar un tercio de la electricidad mundial en 2050, según Greenpeace. Sin embargo, para alcanzar esta cifra se requeriría una inversión anual de 174.585 millones de euros para 80.827 MW.

En un escenario de inversión más moderada, la potencia podría llegar al 15% de la demanda energética mundial en 2050, con un coste de más de 90.000 millones de euros al año. Con el uso de esta tecnología, el ahorro de emisiones de CO2 oscilaría entre 55.250 millones de toneladas y 28.318 millones, frente a la electricidad con combustibles fósiles.

La ESTC se basa en el calentamiento de un fluido por concentración de la luz mediante espejos. 'Es una energía renovable y sus componentes son reciclables', afirma José Luis García, de Greenpeace. La ONG cree que una de sus principales ventajas es que este fluido caliente puede ser almacenado y transportado para suministrar la energía dónde y cuándo se necesite, a diferencia de las fuentes renovables que se utilizan en la actualidad.

A corto plazo, una inversión mínima de casi 2.000 millones de euros anuales generaría una potencia de 566 MW (algo superior a la de la central nuclear de Garoña) en 2015, según un informe de la organización ecologista.