Público
Público

Greenpeace se encarama a "New Flame" y lo abanderan con "vertido diplomático"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Activistas de Greenpeace se han encaramado esta mañana al barco chatarrero "New Flame", encallado en aguas de la Bahía de Algeciras, para colocar una bandera con el lema "vertido diplomático".

La organización ecologista ha señalado en una nota que con esta acción quiere denunciar la ineficiencia de las administraciones españolas y gibraltareña en resolver el grave problema de contaminación por petróleo que sufre esta bahía gaditana.

Han asegurado que los gobiernos de los dos lados de la bahía llevan seis meses buscando culpables y en conflictos sobre la jurisdicción de las aguas, mientras, han indicado, el "New Flame" provocaba siete vertidos de combustible -el día de la colisión, el 28 de agosto, el 29 de agosto, el 5 de septiembre, del 20 al 26 de diciembre, el 1 de enero y el 10 de febrero-.

Para Greenpeace, en todo este tiempo no han solucionado el problema y el barco sigue aún siendo "un riesgo potencial de nuevos vertidos", ya que en el último se recogieron más de 70 toneladas de residuos.

"El caso del 'New Flame' es un paradigma de la contaminación crónica por hidrocarburos que sufre la Bahía de Algeciras por el incumplimiento en Gibraltar de la normativa europea y la permisividad de las administraciones españolas", ha puntualizado la asociación.

Además, ha culpado al Ejecutivo español de no presionar de forma contundente en las diferentes instancias de la UE y del Reino Unido para acabar con esta situación de "catástrofe ambiental".

Greenpeace lleva seis meses preguntando al Gobierno español la composición exacta de las 42.000 Tn de chatarra que carga el barco en sus bodegas, la primera carta se envió el 13 de agosto a los Ministerios de Medio Ambiente y Fomento y la organización todavía no ha recibido una respuesta.

Han recordado que el Estrecho de Gibraltar es el punto de mayor tráfico marítimo de la costa española y el Dispositivo de Separación de Tráfico Marítimo de Tarifa identificó en 2006 un total de 96.186 buques, de los cuales 21.343 transportaban mercancías peligrosas.

En la Bahía de Algeciras, según Greenpeace, se mueven unos 20 millones de toneladas de productos petrolíferos al año y ha añadido que es habitual la presencia diaria de decenas de grandes buques y petroleros en la bahía, tanto por tráfico de las refinerías de CEPSA, como para trasvase de productos petrolíferos o carga de combustible.

El New Flame entró en Gibraltar a las 22:00 horas del 11 de agosto para repostar con una gabarra de la empresa "Gibunco", que opera en aguas del Peñón, tras llenar los depósitos salió del puerto en la madrugada del 12 de agosto.