Público
Público

Greenpeace recurrirá a los tribunales si el Gobierno no cierra Garoña

Ha advertido de que "si permanece abierta, el Gobierno estará incumpliendo su programa electoral"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El responsable de la Campaña Nuclear de Greenpeace, Carlos Bravo, ha asegurado este jueves que si el Gobierno decide no cerrar la central nuclear de Garoña (Burgos) recurrirá la decisión en los tribunales 'porque es una decisión absurda'.

Según ha podido saber Público, el ministro de Industria, Miguel Sebastián anunciará esta tarde a las 18,00 horas que la central nuclear de Garoña seguirá funcionando al menos hasta 2013

Greenpeace también ha firmado hoy junto con las principales organizaciones ecologistas un comunicado por el que insisten en el cierre inmediato de la central nuclear de Garoña y advierte de que 'si permanece abierta, el Gobierno estará incumpliendo su programa electoral'.

Greenpeace, Amigos de la Tierra, Ecologistas en acción, SEO/BirdLife y WWF también han destacado que, si el Ejecutivo decide prorrogar la actividad de Garoña hasta 2013, 'estaría demostrando su pobre sensibilidad medioambiental' y no podrá 'sostener un discurso verde'.

Esta tarde está previsto que el Ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, y el Ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, hagan pública la decisión del Gobierno sobre el cierre o la continuidad de esta central nuclear.

Según las organizaciones ecologistas, la planta de Garoña presenta 'graves problemas de seguridad, está sobradamente amortizada y supone un grave peligro para su entorno'.

Además, han considerado que su cierre no supondría la pérdida de cerca de un millar de puestos de trabajo directos e indirectos que general la planta, 'sino todo lo contrario'.

El comunicado también remite al informe 'Un programa por la tierra. Un año sin política medioambiental', en el que presentan diez recomendaciones que el Gobierno podía seguir para revertir esta situación, y la primera de ellas era el cierre de la central.

Finalmente advierten de que si Garoña no se cierra, 'estarán más motivadas para continuar movilizándose contra todo el parque nuclear español y mantener una férrea oposición a cualquier emplazamiento del ATC (cementerio nuclear)'.