Público
Público

Greenpeace sumerge a los países en el mar de Cancún

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización ecologista Greenpeace sumergió hoy simbólicamente en Cancún los monumentos representativos de 10 países para alertar de las consecuencias que puede tener el cambio climático.

Unos 20 activistas de la organización se reunieron en la playa del enclave Punta Cancún y ante la mirada de algunos turistas sumergieron en el mar réplicas de algunos de los monumentos más representativos del mundo.

Entre ellos se encontraban la Torre Eiffel de París, el Big Ben de Londres, el Taj Majal de la India, la estatua de la Libertad de Estados Unidos, el Ángel de la Independencia de México o el Cristo Redentor de Brasil.

Con la singular propuesta esperan atraer la atención de los delegados que participan en la Cumbre del Clima de Cancún que ha entrado en su fase ministerial con tres días para cerrar acuerdos.

"Hoy estamos aquí, en una de las playas de Cancún para ilustrar cuál puede ser una de las amenazas por el cambio climático y por ello elegimos algunos de los monumentos más representativos de varios países que están aquí en Cancún negociando el tema del cambio climático", señaló Gustavo Ampugnani, coordinador de la campaña de clima y energía de Greenpeace México.

"El cambio climático no discrimina entre países, nos afecta a todos, todos somos vulnerables a su impacto, no discrimina entre países pobres y países ricos", señaló.

Greenpeace organizó ayer otra acción de protesta subacuática con la instalación en el fondo marino de la costa de 400 estatuas de personas en tamaño natural, una por cada millón de habitantes de las zonas costeras del mundo.

Bajo la mediación de la ONU, 194 naciones negocian hasta el viernes mecanismos para reemplazar el Protocolo de Kioto que expira en 2012, así como el establecimiento de un fondo financiero para países en desarrollo y medidas para reducir las emisiones, adaptarse al cambio climático y reforestar los bosques.