Público
Público

Greenpeace vincula grandes marcas con firmas contaminantes China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por David Stanway

Algunas de las principales marcas de ropadel mundo dependen de proveedores chinos que contaminan ríoscon químicos tóxicos y disruptores hormonales prohibidos enEuropa y otros lugares, dijo el miércoles el grupo ecologistaGreenpeace.

Adidas, Nike, Calvin Klein, Lacoste, Abercrombie and Fitchy la china Li Ning están entre los nombres identificados trasuna investigación de un año que se centró en dos principalesproveedores chinos, el complejo textil Youngor en Ningbo, en eldelta del río Yangtsé, y la fábrica Well Dyeing en el delta delrío Perla, cerca de Hong Kong.

Todas las marcas mencionadas en el informe, entre las queGreenpeace España cita al grupo Cortefiel, han confirmado quetienen contratos con uno de los dos proveedores chinos, dijo laorganización ecologista.

Sabrina Cheung, directora de comunicaciones corporativas deAdidas, dijo a Reuters que el grupo ya había investigado lasacusaciones, agregando que sus relaciones comerciales conYoungor estaban restringidas al corte y confección de ropa.

En una respuesta publicada con el informe, Nike confirmóque tenía productos originarios de dos fábricas pertenecientesal grupo Youngor, pero añadió que ninguna usaba los químicospeligrosos detectados en las aguas residuales examinadas porGreenpeace.

Por su parte, Li Ning dijo: "Tenemos que pedirles queinvestiguen sus desechos contaminantes y nos informen".

Li Yifang, de Greenpeace, indicó que China aún tiene queaplicar una política sistemática de gestión de químicos, perola responsabilidad también recae en las firmas mundiales querecurren a China en un intento de reducir costos.

"Ninguna de las corporaciones mencionadas en nuestroinforme tiene una política global y disponible públicamente queasegure que sus proveedores están eliminando químicospeligrosos de la cadena de suministro, así que creemos queestán perpetuando la contaminación tóxica", dijo a periodistasen el lanzamientos del informe.

Añadió que las muestras tomadas de las aguas residuales dedos fábricas mostraron la presencia de metales pesados, ademásde sustancias peligrosas disruptoras hormonales, como elalquilfenol y perfluoradas, que están restringidas en la UniónEuropea y Estados Unidos.

Los químicos -que pueden dañar los sistemas inmunes yendocrino, así como el hígado- no se degradan y no puedenretirarse en las plantas de tratamiento de aguas, motivo por elque han sido desechados en otros lugares, dijo.

Con ocasión del lanzamiento del informe, voluntarios de laasociación mostraron pancartas en la puerta de la mayor tiendade Adidas del mundo, en la zona comercial de Pekín SanlitunVillage, antes de ser retirados por el personal del local.

China ha identificado el agua como uno de los problemasmedioambientales más acuciantes, y muchos de sus principalesríos está contaminados por desechos tóxicos de las fábricas ygranjas del país.