Público
Público

Griñán admite que el PSOE-A tendrá que hacer un "esfuerzo titánico" para ganar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, ha reconocido hoy que su partido tendrá que hacer un "esfuerzo titánico" para ganar las próximas elecciones autonómicas tras la "inquietud y el escozor" por el 20N, y ha opinado que el socialismo "democrático y europeo está mirando a Andalucía".

En estos términos se ha expresado el dirigente socialista durante el informe de gestión presentado al Comité Director -máximo órgano entre congresos- de su partido, que ha abierto un plazo de quince días para la elección de Griñán como candidato a la Presidencia de la Junta, decisión que tomará el próximo 17 de diciembre.

Ante los casi 300 miembros del Comité Director y durante unos 45 minutos de discurso, Griñán ha avisado de que todas las elecciones son importantes, pero "más todavía" las próximas autonómicas para "nosotros y para el socialismo democrático y europeo que mira a Andalucía como referente".

Se refería a "referente" en la creación y reparto de la riqueza ante los que ha denominado como un "mar conservador que quiere dogmas económicos basados en intereses egoístas".

Por ello, ha instado a los cuadros socialistas a aprovechar la oportunidad de las elecciones andaluzas, a "hacer historia", aunque a continuación ha admitido que en su partido hay "escozor e inquietud" por los resultados del 20 de noviembre, por lo que ha pedido a los miembros del Comité Director un esfuerzo "titánico para ganar" los comicios autonómicos.

De hecho, el también presidente de la Junta ha instado al partido a "salir a ganar, no a pensar en los pactos, sino a salir ganar" al PP, al que una nueva encuesta le da vencedor por mayoría absoluta, y a "recuperar" el diálogo y la interlocución con la ciudadanía, ya que el diálogo social -ha dicho- no se agota con lo que los socialistas hacen desde la instituciones.

Según ha indicado, los socialistas sufrieron el 20 de noviembre "una fuerte derrota electoral" porque nunca antes se habían perdido tantos votos, y ha puesto el acento en que el momento en el que se celebraron los comicios generales ha sido tal vez el más complejo por la crisis.

Ha vuelto a asumir la responsabilidad como secretario general de esa derrota, pero ha insistido en que en Andalucía hay un "terreno abierto, claro y nítido, que permite ganar las elecciones", lo que le ha llevado a recordar que su partido tiene un 36 por ciento de los votos (los obtenidos en las generales) que dan "opciones de victoria"

Respecto al congreso federal, ha apelado al peso del socialismo andaluz en el partido para "forjar un partido abierto, democrático y unido" y ha asegurado: "Sea cual sea el desenlace del congreso, todos los socialistas de todos los territorios de España tenemos que formar un piña para ganar las elecciones andaluzas".

"No tenemos miedo al ruido que hace el ejercicio de la libertad y la práctica de democracia. Hablemos, escuchemos y discutamos, y lleguemos en paz al final del congreso", ha indicado.

Además, ha reclamado a los militantes que piensen en el futuro "sin plantearse cuánto ganan personalmente en ese futuro". "Cuánto ganamos todos como partido -ha señalado- y cuanto ganan los españoles".

En opinión del secretario general la "paz significa también integración final", ha enfatizado.

Ha defendido la campaña llevada a cabo en Andalucía por Alfredo Pérez Rubalcaba como "la mejor que ha hecho nunca un dirigente nacional", aunque también ha reconocido que ha sido "vieja y masculina", en referencia a menor presencia de mujeres.

Por este motivo, ha expresado su temor a que el PSOE esté situando la igualdad como una "apuesta secundaria, algo que -a su juicio- hay que cambiar.