Público
Público

Griñán pide a los militantes un PSOE del «siglo XXI»

«Levantemos los brazos», dijo el presidente andaluz en alusión a las críticas de Felipe González

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

“¡Levantemos los brazos!, pidió el presidente andaluz al abrir su intervención en la conferencia política del PSOE de Sevilla, destinada a enviar propuestas al candidato Alfredo Pérez Rubalcaba. ¡Subamos los brazos, estamos más movilizados de lo que se creen y vamos a ganar las elecciones del 20 de noviembre y luego las autonómicas!, concluyó en alusión al expresidente Felipe González, que aseguró el pasado viernes sentirse apenado por ver al partido con los “brazos caídos”.

José Antonio Griñán trató este sábado de insuflar ánimos en un partido que, si no deprimido, desde luego no da saltos de alegría al ver cada vez más cerca del poder al PP. “Ya no vale decir que viene la derecha, la derecha ya está aquí”, llegó a advertir el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas.

Griñán reclamó a los militantes cambios sin tapujos, un partido que esté comprometido con la sociedad actual. “Llegaremos a fórmulas que no suenen a siglo XX, por favor. Que suenen a siglo XXI. No os quedéis en el eslogan, en lo que pensáis que os reconcilia con el carné, sino con aquello que sabéis que hoy puede servir para transformar esta sociedad”, reclamó.

“Lo único que no podemos borrar del carné es la igualdad de oportunidades”, añadió el presidente, que insistió en que el partido debe tener una misma sensibilidad aunque diferentes opiniones, como él mismo demostró, anecdóticamente, a la entrada en el acto: pese a las advertencias de su número dos, Susana Díaz, de que debía ir por el pasillo central, Griñán siguió el camino que él había elegido, entre las sillas, hacia el puesto de jóvenes con tecnologías 2.0.

Un sistema fiscal justo

Tras realizar una radiografía de la crisis, sus causas y sus consecuencias, el dirigente socialista reivindicó un nuevo modelo económico, cuyo motor de cambio tiene que ser la educación, según destacó, y un modelo fiscal que sea justo, equitativo y equilibrado.

“El sistema fiscal español penaliza a los trabajadores, a quienes viven de una nómina. Hay que redistribuir la carga pero hace falta más, que pague más el que más tiene, el que más gane. Lo que no puede ser es lo que hace el PP, patrocinar una ampliación de la base fiscal, pero que no afecte a las grandes fortunas ni a las grandes herencias”, dijo. Entre la batería de críticas, Griñán acusó a los conservadores de ocultar su modelo de sociedad y de usar el déficit público como “coartada” para ejecutar sus “recortes de forma vergonzante y por la puerta de atrás”.

Y puso el ejemplo de lo que está ocurriendo con la educación en Madrid, gobernada por Esperanza Aguirre. “Hacen recortes, pero también transfieren recursos de la pública a la privada. Una familia con dos hijos allí y 120.000 euros de ingresos anuales percibe por la escolarización privada 1.800 euros”, explicó.

El dirigente socialista insistió también en las “incoherencias” del líder del PP andaluz, Javier Arenas: “Propuso una ley de incompatibilidad de alcaldes y diputados y ahora no la quiere; dijo que nadie ganara más que el presidente de la Junta... y no digo más”, ironizó sobre el megasueldo de Arenas.