Público
Público

Grúa robótica inicia obras en Estación Espacial Internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Irene Klotz

Astronautas utilizaron un par de grúas robóticas el miércoles para desembalar el último conjunto de paneles solares de la Estación Espacial Internacional desde la plataforma de carga del transbordador Discovery.

La maniobra forma parte de un trabajo de tres días que busca llevar al puesto orbital a su máxima potencia.

La instalación del sistema solar es el principal objetivo de la misión número 125 de la flota de transbordadores de la NASA, la que comenzó el domingo con el despegue del Discovery desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida.

El transbordador llegó el martes a la estación, que orbita a 354 kilómetros sobre la Tierra, para una estancia de ocho días.

La tripulación del transbordador y la estación utilizaron brazos robóticos en ambas naves espaciales para manipular delicadamente la viga de metal de 13.950 kilos, que contiene los paneles solares, y trasladarla desde el transbordador hasta la estación espacial.

Está previsto que sea instalada el jueves durante la primera caminata espacial de la misión.

Una vez ubicada, la columna de 11 partes estará completa después de más de una década de construcción. La NASA realizará hasta nueve misiones más con transbordadores para terminar de instalar los laboratorios científicos y el equipamiento para una ampliación del personal en órbita a seis tripulantes.

El sistema de energía, construido por Boeing, está diseñado para abastecer con 124 kilovatios de electricidad a la estación: suficiente energía para el funcionamiento de 42 hogares estadounidenses de tamaño promedio.

Durante su primera entrevista en vuelo, los novatos astronautas dijeron que el viaje al espacio en el cohete fue más suave de lo que esperaban.

"Estas sentado aquí esperando, esperando y esperando y de pronto estás dentro del lapso de nueve minutos (en la cuenta regresiva del despegue) y sabes que te irás", expresó Richard Arnold, uno de los dos profesores astronautas a bordo del Discovery.

"Estaba sorprendido de lo relativamente silencioso que fue: algunas sacudidas, un viaje muy tranquilo. Esperaba un poco más de ruido", agregó.

Tras alcanzar la órbita, la tripulación revisó el escudo contra el calor de la nave, en búsqueda de daños.

Desde la Tierra algunos ingenieros estaban estudiando las imágenes, así como también las fotografías que tomó la tripulación de la estación al Discovery, mientras el transbordador se acercaba para atracar, para determinar si se necesitan inspecciones o reparaciones adicionales.

El transbordador volverá al Centro Espacial Kennedy el 28 de marzo.