Publicado: 25.02.2014 12:41 |Actualizado: 25.02.2014 12:41

Un grupo de 98 internos del CIE de Aluche denuncia "irregularidades" en las deportaciones de extranjeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un centenar de internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, en Madrid, han presentado una queja ante el Juzgado de Vigilancia de este centro contra los vuelos de deportación mediante los que el Gobierno ejecuta las expulsiones de los inmigrantes en situación irregular o con antecedentes penales.

[Pincha aquí para ver la queja presentada]

En un hecho muy poco frecuente, dado a las características de reclusión en las que se encuentran, 94 personas han realizado una queja en la que, entre otras irregularidades, denuncian que quienes van a ser deportados no son notificados con el margen de 12 horas que dicta la normativa.

"Se está desestimando, despreciando y atropellando nuestro arraigo, vulnerando nuestros derechos y los de nuestras familias, separándonos de ellas y pisoteando el derecho natural de nuestros hijos y, sobre todo, de nuestros hijos menores de edad, exponiéndolos al desamparo y al abandono", recoge la queja difundida por SOS Racismo.

En el mismo documento se pone de manifiesto que el pasado 13 de febrero se produjeron vuelos de deportación a Senegal y Marruecos, así como una deportación a Nigeria "en la que se incluyó a personas que no procedían de este país". Asimismo, señala que el 20 de febrero fue deportado un grupo de ciudadanos marroquíes, algunos de los cuales "ni siquiera sabían que iban a volar a pesar de la obligación legal de que las expulsiones sean notificadas con 12 horas de antelación".

Los juzgados de vigilancia de los CIE no pueden dictar una sentencia en firme, aunque pueden realizar recomendaciones que el centro decidiría si acatar. El Gobierno tiene pendiente, desde hace cinco años, aprobar un reglamento que regule la competencia de estos centros, una especie de cárceles para extranjeros donde se les priva de libertad, con frecuencia por el único delito de no tener los papeles en regla.

Desde SOS Racismo denuncian que las condiciones en estos centros son "demenciales" y que las habitaciones se encuentran en un estado de "higiene ínfima", manifestaba Ione Belarra, miembro de la organización, en conversación con Público. "Esta situación tiene que hacer saltar las alarmas con respecto a la política migratoria, no es sólo Ceuta, es toda una realidad".

El Ministerio del Interior fletó en 2012 un total de 153 vuelos de repatriación de inmigrantes a través de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y otros 13 en colaboración con la Agencia Europea de control de las fronteras exteriores (FRONTEX). En total, fueron deportados  3.251 extranjeros.