Público
Público

Un grupo corto y cómodo para España en su lucha por defender el título

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España ha quedado encuadrada junto a las selecciones de República Checa, Escocia, Lituania y Liechtenstein, en un Grupo I de la fase de clasificación para la Eurocopa de "Polonia y Ucrania 2012" corto, con sólo ocho partidos, y que se antoja cómodo en el camino por renovar el título.

El sorteo de composición de grupos clasificatorios, que ha tenido lugar este mediodía en el Palacio de Cultura y Ciencias de Varsovia, desde luego no se puede decir que haya resultado desfavorable para la suerte del combinado nacional que dirige Vicente del Bosque.

La República Checa (11 en clasificación UEFA), heredera de la otrora complicada y desaparecida Checoslovaquia, Escocia (26), Lituania (33) y Liechtenstein (47), por orden de coeficientes UEFA, no son precisamente de lo peor que podía tocar de cada uno de los "bombos" en que estaban divididas las selecciones.

Y, además, como ya reconoció en ocasiones Vicente del Bosque, se ha visto favorecido con uno de los tres grupos con tan sólo cinco selecciones, lo que conlleva menos partidos a jugar (sólo 8); algo muy de agradecer con un campeonato nacional liguero muy apretado y disputado.

Tampoco han tocado desplazamientos excesivamente largos e incómodos, ni el riesgo de tener que jugar en condiciones climatológicas muy adversas.

De los rivales, ninguno de ellos estará en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010. En su respectiva fase de clasificación europea, los checos fueron terceros (grupo de 6 combinados); los escoceses terceros (con 5 equipos), los lituanos cuartos; y los liechtenstenianos sextos y últimos, sin triunfo alguno y con 23 goles encajados y sólo dos anotados.

España, en cambio, se clasificó para Sudáfrica 2010 como líder de su grupo, con un récord de diez triunfos en igual número de partidos disputados.

Lógicamente, los combinados checos y escocés deben poner las mayores dificultades, pero tampoco debería pasar muchos apuros una selección española que pasa por tener en sus filas gran parte de los mejores jugadores no sólo del Viejo Continente sino también mundiales.

Lo curioso es que, precisamente, Escocia y la República Checa vivirán ya el próximo 3 de marzo 2010 una anticipo de la eliminatoria, pues tienen fijado un partido amistoso en el Hampden Park, de Glasgow. Del Bosque, pues, puede matar dos pájaros de un tiro al ver en un partido a dos de sus rivales.

En las filas checas hay jugadores de renombre internacional, como el meta Petr Cech (Chelsea), uno de los mejores del mundo en su puesto, los defensas Zdenek Grygera (Juventus Turín) y Marek Jankulovski (Milán), el centrocampista Jaroslav Plasil (Girondins y ex-Osasuna) o los delanteros muy veterano Jan Koller y Milan Baros (Galatasaray).

También podría citarse a Tomás Ujfalusi, del Atlético Madrid, si no hubiese decidido hace un par de años renunciar a su selección por problemas personales.

En Escocia, una selección de fuerte ritmo, desgaste físico y choque, típica representante del fútbol británico, hay menos jugadores, se conocen muy pocos jugadores internacionalmente. Los defensas Hutton y Whittaker, los centrocampistas Hartley y Fletcher o el delantero Miller, son de lo más llamativo.

Las cosas se complican para destacar a jugadores lituanos, donde los mas notorios para el aficionado son Semberas, Danielvicius y Marius Stankevicius, este último recién llegado al campeonato español, a las filas del Sevilla, tras su paso por el italiano Sampdoria.

De la selección de Liechtenstein apenas es conocido algo, salvo que pasa por ser una de las más débiles del Viejo Continente. Su embajador futbolístico es Mario Frick, un delantero nacido en Suiza, veterano, y con un pasado en Italia (Arezzo, Verona, Ternana, Siena) y un presente en el St. Gallen.

La búsqueda de España por estar en la fase final de la "Eurocopa 2012", en la misión de revalidar el título brillantemente conseguido en Austria y Suiza 2008, bajo las órdenes de Luis Aragonés, comenzará oficialmente el 3 de septiembre de 2010 y finalizará el 11 de octubre de 2011.

Y es que es de esperar que España acceda como primera de grupo. Es lo lógico, y con cierta comodidad y anticipación.

En caso de sorpresa mayúscula, o de no ser la mejor segunda (descontando el resultado con la última en los grupos con seis equipos), el mal menor sería la repesca del resto de segundos (11 al 15 noviembre 2011). Pero se antoja ilógico.

Por Lorenzo Martínez