Publicado: 16.12.2013 23:18 |Actualizado: 16.12.2013 23:18

Un grupo de profesores se encierra en la Complutense en protesta por su "precaria" situación

Los docentes, que forman la Plataforma de Profesores No Permanentes, denuncian sus condiciones laborales fruto de los nuevos presupuestos de la universidad madrileña y de los recortes del Gobierno regional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de profesores no permanentes de la Universidad Complutense de Madrid se ha encerrado este lunes en el edificio del Rectorado del campus en protesta por las condiciones de precariedad a las que, según denuncian en un comunicado, los nuevos presupuestos aprobados por la Universidad les están condenando.

Según afirman, en la Complutense como en la mayor parte de las universidades españolas, estos profesionales "suponen casi el 50% de la plantilla docente e investigadora".

Denuncian "la situación laboral precaria del Profesorado No Permanente de la UCM, y en particular, la existencia de figuras contractuales como la de profesor interino a tiempo parcial, cuya suma de agravios basta para deslegitimar la política laboral de la UCM", afirma el comunicado.

Una situación que viene motivada por la interrupción del Plan de Estabilización de la UCM, una programa que "en el mejor de los casos" implica mantener la precariedad y en el peor de ellos deja incierto el futuro de estos profesionales, poniendo en peligro el relevo generacional, el futuro de cientos de investigaciones en curso y, con ello, de la universidad pública".

Los docentes critican que el Consejo de Gobierno, a propuesta de su Comisión Académica y con el beneplácito del Rector y de su equipo, está dispuesto a congelar dicho plan. Algo que, unido a la política del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid, "que está estrangulando económicamente a las universidades públicas madrileñas", crea unas condiciones laborales demasiado precarizadas para una docentes que gozan "de gran reconocimiento internacional".

Entre otras cosas, lo profesores exigen "la finalización de la precariedad de cualquier tipo de Profesorado No Permanente con carrera académica y la financiación suficiente de la universidad por parte del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid, comenzando por la retirada de los últimos recortes anunciados para este curso.