Público
Público

Un grupo próximo a Rouco llama a una huelga alternativa "lazos blancos"

El Consejo de Laicos de Madrid invita a "la justa protesta ante la crisis" sin "sentirse manipulados" por los sindicatos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sí a la huelga, pero sin la huelga. Contra el Gobierno, pero no detrás de los sindicatos. Esta parece ser la postura que se esconde detrás de la original propuesta lanzada por el Consejo de Laicos del Arzobispado de Madrid, que ha instado a los cristianos a 'llevar el día 29 algún elemento distintivo de color blanco, una prenda, un pañuelo, una cinta'.

'Convocamos a todos, trabajadores o no, a la acción, a la justa protesta ante la crisis por parte de personas de buena voluntad que no se sienten representados ni por unos ni por otros', afirma la nota del organismo dependiente del cardenal Antonio María Rouco Varela. Una protesta, la de los lazos blancos, 'inteligente, participativa e imaginativa' dicen, que no se vincule con la protesta sindical pero tampoco cierre los ojos a la realidad del paro y las dificultades por las que pasan millones de españoles. 'Nadie mínimamente informado puede dejar de sentirse preocupado por esta situación', aseveran.

La asociación dice que la iniciativa es ajena al Arzobispado de Madrid

'Muchos católicos se preguntan qué hacer, les gustaría participar pero no saben cómo hacerlo, para no sentirse manipulados', explica el órgano diocesano, que propone la medida del distintivo blanco, para que 'libres de presiones externas [los católicos] podamos expresar visualmente a todos los demás nuestra protesta pacífica en cualquier lugar en que nos encontremos y sintamos la cercanía de todos los que, como nosotros, lleven un distintivo blanco'.

El comunicado del Consejo de Laicos asevera: 'No es tiempo de amilanarnos, ni de quejarnos, sino de participar más activamente en la vertebración social'. A su juicio, 'es el momento de implicarnos en política: momento de la preocupación y de la responsabilidad por los demás. Nuestro compromiso asociativo, sindical y político es más urgente que nunca'.

Propone llevar un elemento de color blanco. Por ejemplo, una prenda, pañuelo o cinta

Puestos en reivindicaciones, la entidad perteneciente al Arzobispado de Madrid reclama 'regeneración democrática', de modo que 'la exigencia de rendir cuentas al pueblo por una representatividad que hemos dado y han perdido, sea permanente y no sólo cada cuatro años, sin compromiso alguno'. Una regeneración que lleve a los gobernantes a colocar 'en el centro de sus actividades y reivindicaciones a las personas, especialmente a los más empobrecidos, los hagan protagonistas de sus acciones y rompan el pragmatismo imperante'.

Porque, para ellos, 'no saldremos de la crisis económica con justicia y humanidad si no rectificamos el rumbo y nos empeñamos en volver al mismo camino que seguíamos antes de la crisis'.

Poco después de emitir la nota, el mismo Consejo de Laicos tuvo que enviar otro comunicado a los medios para aclarar que su postura 'no representa la posición oficial ni de la Conferencia Episcopal, ni del Arzobispado de Madrid, ni del señor cardenal arzobispo', y subrayar que no hacían así 'ningún llamamiento a la participación en la huelga'.

Fuentes consultadas por este diario aseguraron que esta última nota se debió a presiones por parte del entorno de Rouco Varela, quien ha preferido como la cúpula de la Conferencia Episcopal mantenerse públicamente al margen de todo lo referente a la huelga del 29-S.

De hecho, la Comisión Permanente del Episcopado español estará reunida en Madrid ese día (por lo que los obispos no harán huelga), y no hay previsto comunicado ni opinión alguna por parte de la jerarquía eclesiástica. Sí la han dado organizaciones como Pastoral Obrera, la HOAC, la Comisión Nacional de Hermandades del Trabajo y distintas instituciones eclesiásticas. Muchas de ellas se han encontrado como sucediera con Juan José Asenjo en Sevilla con que sus obispos se han desmarcado por completo de sus pronunciamientos, dejando claro que en este caso la Iglesia no tiene opinión formada.