Público
Público

Un grupo roba 800 gatos para evitar que acaben en los platos de un restaurante en China

Negociaron con la policía y con el dueño de la tienda para liberarlos, a cambio de dinero, y trasladados a un centro.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de amantes de los animales de Tianjin, en el norte de China, ha robado 800 gatos y ha negociado con el propietario y la policía para evitar que los felinos fueran destinados a la alimentación, según ha informado el diario China Daily.

Durante 24 horas, una treintena de habitantes de la ciudad de Tianjin retuvieron a los gatos mientras intentaban convencer a su dueño de que no los llevara a Cantón (sur), donde iban a ser sacrificados para vender la carne a los restaurantes, añadió el diario.

El grupo se organizó tras difundirse en Internet las fotos de los animales encerrados en jaulas con el anuncio de que se iba a vender cada uno a 10 yuanes (1,5 dólares, 1 euros). Según el relato de Li Na, un miembro del grupo que montó guardia durante todo un día alrededor de las jaulas, los animales fueron recogidos de las calles o robados a sus legítimos dueños.

La ecologista Asociación del Bienestar de los Animales de la Capital, con sede en Pekín, denunció que la policía respaldaba al dueño de la tienda aunque no pudo presentar facturas que probaran la compra legal de los gatos que pretendía vender al matadero.

Tras un día de negociaciones, el grupo logró convencer a la policía y al dueño de la tienda para liberarlos, a cambio de dinero, y trasladados a un centro.

Miles de gatos son enviados a diario desde toda China a Cantón, donde acaban en los menús de restaurantes locales, famosos por una gastronomía que incluye todo tipo de animales.

China es objetivo de los defensores de los derechos de los animales por el consumo de todo tipo de animales, incluso los que se están en peligro de extinción, tanto como alimento como en la medicina tradicional china.