Público
Público

El grupo Vips redujo un 88,36 por ciento su beneficio en 2010 por el impacto de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El grupo Vips obtuvo en 2010 un beneficio neto de 696.000 euros, lo que supone una caída del 88,36 % respecto al año anterior, en el que ganó 5,98 millones, debido a una reducción de las ventas a causa de la crisis y el efecto extraordinario de la venta de Starbucks Francia en 2009.

La facturación de Grupo Vips se situó en 401,80 millones de euros, 24,56 millones menos que un año antes, lo que supone una disminución del 5,8 %, aunque la tasa mejoró la conseguida en 2009 cuando se redujo en un 6,4 %, indicó hoy la compañía en un encuentro con los medios de comunicación.

El grupo de restauración, que se centrará este año en la mejora y renovación de sus establecimientos Vips y Ginos, prevé abrir en 2011 un nuevo concepto de restauración asiática y una cadena de hamburgueserías gourmet que se sumaría a la reapertura de su restaurante Teatriz el próximo septiembre.

El consejero delegado de Grupo Vips, Enrique Francia, dijo que la compañía no está "contenta" con los resultados obtenidos en el pasado ejercicio, a pesar de que son "positivos teniendo en cuenta las circunstancias" y el contexto económico.

Precisó que habrían estado "en la línea" del año anterior, de no haber sido por el impacto extraordinario de la venta de Starbucks, acometida en 2009.

Además de la caída de las ventas, Francia atribuyó la reducción del beneficio a la inversión que el grupo siguió realizando en su proyecto de transformación, que se prolongará durante 2011.

En este sentido, resaltó sus planes de formación, con más de 100.000 horas y un coste de más de 3,5 millones de euros -entre 2010 y 2011-, y la mejora y renovación de sus establecimientos Vips y Ginos (6,3 millones de euros de inversión), cuyo resultado podrá verse a partir del próximo septiembre y que supondrá la transformación del 75 % de la oferta de su carta.

A su juicio, el grupo continuó "sufriendo" los efectos de la crisis en 2010, pero logró mantener una "importante solidez financiera" gracias, entre otros aspectos, a la reducción de su deuda en un 37 %, lo que les permitirá evitar las "tensiones y crecer cuando llegue el momento".

En este sentido, destacó que la compañía espera volver a la "senda del crecimiento" a mediados del próximo año.

Francia agregó que el grupo apenas ha variado los precios de venta, pese a que el sector atraviesa una situación "complicada" como consecuencia de la reducción de la frecuencia de compra y del incremento del precio de las materias primas.

Por líneas de negocio, las mejores cifras correspondieron a British Sandwich Factory (fabricante para el grupo y otros clientes), que incrementó su ventas en un 206,6 %, con 1,61 millones de euros, y a Starbucks, con una facturación de 54,9 millones de euros, un 4,4 % más.

El resto de cadenas y restaurantes (Vips, Ginos, The Wok, Tío Pepe, Friday's y sus restaurantes singulares) redujeron su facturación en un 6,5 % interanual, hasta 344,4 millones.

Por categoría de actividades, la de hostelería redujo sus ventas en un 5,8 % (hasta 348,4 millones), mientras que la de comercio lo hizo en un 5,4 %, hasta 53,3 millones.

La facturación del grupo en España -que representa el 99 % del total- cayó en un 1,6 % (397,6 millones de euros), frente al incremento del 135,8 % que registró en el mercado luso (3,9 millones de euros).

Según Francia, el grupo invirtió 7,2 millones en las 20 nuevas aperturas acometidas en 2010 y procedió al cierre de 11 establecimientos.

De cara al presente ejercicio, la compañía prevé inaugurar un nuevo restaurante Friday's y una cafetería Starbucks, mientras que descarta inicialmente abrir nuevos locales de Vips o Ginos.