Público
Público

Un grupo yihadista reivindica el atentado contra el ministro egipcio del Interior

Ansar Beit al Maqdis advierte en un comunicado de que las próximas acciones serán "más duras". El ataque causó un muerto y una veintena de heridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo yihadista egipcio reivindicó este domingo la autoría del atentado con coche bomba perpetrado el jueves pasado contra el convoy del ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, que causó un muerto y una veintena de heridos.

En un comunicado, difundido en una página web islamista, el grupo Ansar Beit al Maqdis (Seguidores de la Casa de Jerusalén) advirtió de que sus próximas acciones serán 'más duras'. 'Nuestros hermanos consiguieron romper el sistema de seguridad del asesino del Interior con una operación de martirio efectuada por un león de sus leones', dice la nota.

Este grupo, con base en la península egipcia del Sinaí, pidió disculpas por no haber matado al ministro, que salió ileso de la explosión, y aseguró que 'las hazañas de los muyahidin se van a repetir contra Ibrahim y sus homólogos herejes'.

También amenazó con atacar al jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi, por lo que pidió a todos los musulmanes egipcios que se alejen de las sedes e instalaciones dependientes del Ministerio del Interior y de Defensa.

Ansar Beit al Maqdis justificó sus acciones en las 'masacres de musulmanes desarmados' frente a la sede de la Guardia Republicana en julio pasado, y en las acampadas islamistas de Rabea al Adauiya y Al Nahda en agosto.

También denunció los arrestos de islamistas tras el golpe militar y los bombardeos contra el Sinaí, donde el ejército anunció ayer que lanzaba su mayor operación contra los extremistas. Este grupo, que el mes pasado reivindicó el lanzamiento de un misil contra la ciudad israelí de Eilat, se define en la nota favorable a la 'yihad' (guerra santa) y contrario a la democracia.

Ansar Beit al Maqdis apareció en escena en septiembre de 2012, cuando se atribuyó un ataque lanzado desde el Sinaí contra una patrulla del Ejército israelí, que causó la muerte de un soldado y heridas a otro. Varios grupos islamistas de Egipto, como los Hermanos Musulmanes y el radical Gamaa al Islamiya, condenaron el atentado contra Ibrahim, ocurrido en El Cairo, y se desvincularon del mismo.