Publicado: 15.01.2014 14:02 |Actualizado: 15.01.2014 14:02

Grupos de izquierda de Estrasburgo presionan a Rajoy para que retire la reforma del aborto

Consideran la medida "ideológica y electoralista", dado que "no había demanda en la sociedad española" para cambiar la normativa vigente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los grupos de izquierda y los liberales en la Eurocámara han reclamado este miércoles al Gobierno de Mariano Rajoy que "frene" la reforma que ultima sobre la ley del aborto porque, según aseguran, no hay una demanda de la sociedad española para ello, sino una "motivación ideológica y electoralista". También han alertado de que la reforma puede suponer un "paso atrás" en los derechos de la mujer que sirva de ejemplo para otros Estados miembros.

El pleno de la Eurocámara debatirá este jueves la situación española a petición del grupo de Socialistas y Demócratas (S&D), con el objetivo de enviar una "señal clara" en contra de la tendencia a "restringir derechos fundamentales y libertades" en épocas de crisis como la actual, según ha explicado en una rueda de prensa en Estrasburgo (Francia), el líder de los socialistas europeos, Hannes Swoboda.

Los eurodiputados ya trataron de manera más general, en diciembre, el derecho de la mujer al aborto en la UE, pero rechazaron un informe en este sentido por la oposición del Partido Popular Europeo (PPE), que sostiene que se trata de una política de competencia exclusiva de los Estados miembros en la que la UE no tiene nada que decir.

El grupo de los Socialistas y Demócratas (S&D), sin embargo, quiere retomar ahora la discusión sobre la "no discriminación en el marco de la salud y derechos reproductivos y sexuales" —tal es el enunciado del debate—, y aprovechará la oportunidad del jueves para vincularla a la situación en España, aunque no se espera ninguna resolución o declaración formal de la Eurocámara. "Estamos viendo un desvío de la atención de los problemas que vive España. Creemos un problema artificial y apelemos a la conciencia moral y argumentos religiosos", se ha quejado Swoboda, para quien el Gobierno español ha creado una polémica "artificial" para no afrontar otros problemas como el desempleo.

Los socialistas creen que "el Gobierno ha creado una polémica artificial" para no afrontar otros problemas"

También ha advertido de que si la reforma española prospera, ésta sea vista como un "aliento" para otros Gobiernos europeos conservadores, por lo que se ha comprometido a que la oposición al anteproyecto forme parte de la campaña electoral de su grupo a las elecciones europeas.

Su compañera de filas, la española Iratxe García, ha destacado el "apoyo de un gran número de eurodiputados" a la iniciativa socialista y confía en que este respaldo quede reflejado el jueves, de modo que el pleno evidencie "el descontento, el desconcierto y la vergüenza que miles de mujeres y hombres sienten" con la reforma. "No hay ninguna necesidad de cambiar la actual ley si no es para imponer la moral de una parte de la sociedad a la totalidad", ha afirmado García, quien ha asegurado que en España existe un movimiento "muy grande" de mujeres en contra del anteproyecto de ley y que cuentan con la "solidaridad" de otras muchas en el resto de Europa.

La eurodiputada también ha achacado la iniciativa del Gobierno a reformar la actual ley de 2010 a un interés por "movilizar al electorado de ideología más extrema y conservadora", frente a la desafección creciente de la sociedad española hacia la clase política.

La iniciativa socialista para llevar a la Eurocámara la reforma española ha sido bien acogida por otros grupos como el de los liberales (ALDE), Los Verdes e Izquierda Unitaria, que han adelantado que se posicionarán en la misma línea durante el debate del jueves. Así, los liberales han expresado su "firme rechazo" a una reforma que "restringe el derecho de la mujer al aborto" y que elimina las malformaciones del feto como supuesto para interrumpir legalmente el embarazo.

Le recuerdan a Gallardón la advertencia de la OMS: normas más restrictivas cuentan con tasas más elevadas de aborto

"Las mujeres deben poder decidir libremente sobre su salud y derechos sexuales, pero España da marcha atrás al restringir el acceso al aborto seguro y legal", ha criticado la eurodiputada de ALDE Sophie in't Veld. También considera "inaceptable" que se siga debatiendo la cuestión cuando "las investigaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) muestran que los Estados miembros con normas más restrictivas cuentan con tasas de aborto más elevadas".

Por su parte, la eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao, adscrita también al grupo ALDE, ha defendido que la reforma "va en contra de la voluntad de la sociedad española" y ha censurado que "criminalice el aborto", al tiempo que opina que aumentará los riesgos para la salud de la mujer porque aumentarán las intervenciones clandestinas.

Los eurodiputados, "sorprendidos" por la modificación de la ley de plazos, que permitió reducir el número de interrupciones del embarazo

Desde Los Verdes europeos, los españoles Raül Romeva (ICV) e Iñaki Irazabalbeita (Aralar), han expresado en una rueda de prensa el rechazo del grupo a los cambios que promueve el Gobierno español en materia de aborto. "Es una mera obsesión ideológica y arcaica del Gobierno español y del ministro de Justicia en especial, por lo que explicamos a los colegas europeos que esto no es para nada una demanda de la sociedad española", ha declarado Romeva. Romeva ha recalcado que tras estar "a la vanguardia" de Europa en materia de salud sexual y reproductiva, los cambios en la actual norma supondrían un "retroceso" y optar por una vía "en dirección contraria" a la del resto de Europa. Además, ha asegurado que muchos de sus colegas en la Eurocámara han mostrado su "sorpresa" por la decisión de modificar la actual ley de plazos que, desde su entrada en vigor en 2010, ha permitido "reducir el número de abortos" porque "permite una mejor planificación". Irazabalbeita ha señalado la "sensibilidad común" que hay en Europa sobre el derecho de las mujeres a abortar y ha confiado en que en el futuro haya una legislación que proteja este derecho "en todos los Estados miembros" de la UE.

Compañeros de Los Verdes de otros países, como el portugués Rui Tavares y la francesa Nicole Kiil-Nielsen, se han sumado a la comparecencia ante la prensa para expresar la solidaridad de sus delegaciones con la española. Mientras que Tavares ha tachado de "absurda" la reforma porque "no mejora en nada" cuestiones de salud pública, Kiil-Nielsen ha apuntado que el próximo 1 de febrero habrá movilizaciones en las principales ciudades francesas "en solidaridad con las mujeres españolas".

En paralelo al debate programado para el jueves, la Izquierda Unitaria europea ha promovido un manifiesto en el que expresa su "más profunda solidaridad" con las mujeres españolas y subraya su compromiso con "la defensa de los derechos a la salud sexual y reproductiva de las mujeres en toda Europa y en todo el mundo". El documento también considera que "el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo es un derecho humano fundamental".

El manifiesto cuenta con la firma de 178 eurodiputados de los 776 que forman la Eurocámara, incluidos dos representantes del Partido Popular Europeo, según ha informado la formación. El eurodiputado español Willy Meyer (IU) ha criticado "el ataque sin precedentes" hacia los derechos de la mujer y ha considerado "insólito" que se legisle "hacia atrás, bajo presión de la jerarquía de la Iglesia Católica".