Público
Público

Los grupos minoritarios reprochan que PP y PSOE les usen como "kleenex" en la lucha contra ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los representantes del PSOE y del PP en el debate a siete celebrado esta noche en TVE han reproducido las acusaciones mutuas de mentir en política antiterrorista, y ambos han sido recriminados por los portavoces de los grupos minoritarios por no contar con ellos en esa lucha y ser usados como un "kleenex".

El terrorismo ha sido uno de los asuntos más polémicos que han abordado en este debate, recogido por Efe, Ramón Jáuregui (PSOE), Esteban González Pons (PP), Montserrat Muñoz (IU), Jordi Jané (CiU), Joan Ridao (ERC), Josu Erkoreka (PNV) y Fernando Bañolas (CC).

Jáuregui y González Pons se han acusado mutuamente de mentir en materia de terrorismo, como hicieron el pasado lunes sus líderes, Jose Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, mientras que los representantes del resto de los partidos les han reprochado haber sido excluidos del pacto suscrito en 2000 entre el PSOE y el PP para la lucha contra ETA.

La crítica más gráfica ha corrido a cargo de Jordi Jané, quien tras afirmar que la "España bipolar tiene que terminar", ha asegurado que los partidos minoritarios no se merecen ser tratados como un "kleenex": usados por el PSOE cuando éste no cuenta con el apoyo del PP y rechazados cuando lo tienen.

Desde el PNV, Erkoreka, quien también ha criticado esa exclusión del pacto del 2000, ha querido dejar claro que el "punto final" de ETA deberá ser dialogado, si bien sólo llegará cuando la banda "asuma su propia derrota".

El representante del PP ha tendido la mano al PSOE para que el día 10 de marzo vuelvan a sentarse en la mesa del pacto de 2000, pero Jáuregui, quien ha recordado que los "populares" no han apoyado al Gobierno en su política antiterrorista, ha señalado: "nuestra mano estará en la unidad, con vosotros y con todos".

Los representantes de IU y CC han hecho un llamamiento a la unidad de todos para acabar con la banda, mientras que Joan Ridao, de ERC, ha arremetido contra el pacto de 2000 por "dudosamente democrático", y contra la Ley de Partidos por "amordazar" a una parte "muy importante" del pueblo vasco.

También en el capítulo de reproches por parte de los grupos minoritarios, tanto PNV como CiU e IU se han quejado de se imponga la fórmula bipartidista y han puesto como ejemplo los debates cara a cara entre Zapatero y Rajoy.

Tras manifestar su pesar por los últimos actos de violencia machista, todos han incidido en que se debe avanzar desde la unidad en el desarrollo de la ley contra este fenómeno, que han atribuido a un problema de educación.

González Pons ha propuesto que se endurezcan los supuestos de su aplicación y ha pedido colaboración para acabar con la violencia unidos, cuestión en la que ha coincidido con Jáuregui, quien ha insistido en que una ley no puede "arreglarlo todo".

Además, los siete candidatos se han mostrado decididos a incrementar las pensiones, especialmente las de las viudas, que González Pons ha catalogado como las personas "peor pagadas de España".

En el bloque económico, el representante del PP ha sido el que ha dibujado el panorama más negro, ya que Jáuregui ha considerado que los logros de estos cuatro años permitirán afrontar la desaceleración, y Erkoreka, Ridao y Muñoz han coincidido en que hay razones para el optimismo.

"Quien no ve el problema no puede resolverlo", ha zanjado Pons.

La bajada o supresión de impuestos ha sido el argumento central de Jané, mientras que la representante de IU ha apostado por la innovación y el desarrollo y la lucha contra el fraude fiscal, Erkoreka por la mejora de la competitividad y Ridao por la creación de empleo.

Bañolas ha defendido medidas específicas para las islas, así como la reconversión del sector turístico, y se ha mostrado crítico con las política de inmigración del Gobierno socialista.

En el bloque relativo al modelo territorial y a la política institucional, los partidos nacionalistas e IU han defendido la consolidación de un Estado federal o la descentralización, y en este sentido Erkoreka ha propuesto la instalación en Bilbao de la sede de la Comisión Nacional de Energía.

Jaúregui ha reprochado al PP que haya generado "una división territorial brutal" para destacar que su partido hará una política de "mano tendida a todos".