Público
Público

Todos los grupos en el Parlamento vasco, salvo el PP, piden despenalizar el suicidio asistido

La cámara autonómica está tramitando una proposición de ley a propuesta de EH Bildu sobre el derecho a una muerte digna

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:

El lehendakari, Iñigo Urkullu, conversa con el parlamentario del PP Borja Sémper, al comienzo del pleno del Parlamento Vasco. EFE/David Aguilar

VITORIA.- El Parlamento Vasco, con los votos de todos los grupos menos del PP, ha pedido este jueves al Gobierno central que modifique la legislación relacionada con la eutanasia para despenalizar el denominado suicidio asistido.

PNV, EH Bildu y PSE han firmado una enmienda transaccional a una proposición no de ley original de los socialistas en la que se pide modificar el artículo 143 de la citada norma que penaliza el suicidio asistido. El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha apoyado el texto y el grupo popular ha votado en contra.

En la actualidad el Parlamento Vasco está tramitando una proposición de ley a propuesta de EH Bildu sobre el derecho a una muerte digna pero, tal y como ha recordado el grupo socialista hoy, el artículo 143 del Código Penal supone un "obstáculo insalvable" para garantizar el derecho de las personas a morir dignamente.

Ese precepto penaliza la conducta de auxiliar a una persona a quitarse la vida, así como ejecutar la muerte de quien no desea seguir viviendo y la cooperación necesaria a un suicidio "eutanásico".

La parlamentaria socialista Miren Gallastegui ha reconocido que la Cámara vasca no tiene competencias para modificar esa norma, pero también ha asegurado que sin la despenalización del suicidio asistido no se puede garantizar plenamente el derecho de una persona a morir dignamente.

Desde el PP, el parlamentario popular Carmelo Barrio ha reprochado a los socialistas que lleven a la Cámara de Vitoria una cuestión que compete al Congreso y Gallastegui ha respondido tendiendo la mano a los populares para que en la próxima legislatura se pueda abordar esa modificación.

La parlamentaria del PNV Leixuri Arrizabalaga ha reconocido la falta de competencia del órgano legislativo vasco pero ha apelado a la responsabilidad y al consenso para dotar de mayor seguridad jurídica a pacientes y profesionales sanitarios en esta materia. Rebeka Ubera (EH Bildu) ha reclamado que se dé un paso adelante para su reconocimiento por ley en Euskadi aunque ello suponga confrontarse con el Estado. Gorka Maneiro (UPyD) ha celebrado por su parte que los socialistas vascos propongan ahora la necesidad de este cambio a pesar de que el PSOE no lo hizo cuando pudo.

El texto aprobado también dice que el Parlamento se compromete a ponerse en contacto y a colaborar con los órganos legislativos de las demás comunidades autónomas que estén de acuerdo con la necesidad de despenalizar el suicidio asistido.