Público
Público

Grupos provida convocan una manifestación en Madrid contra el aborto

Las organizaciones convocantes anuncian para el 29 de marzo concentraciones paralelas en toda España, donde expresarán su repulsa a la ley de plazos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Guerra abierta contra el Gobierno. Sólo tres días después de que la Iglesia católica presentara su polémica campaña contra la futura Ley del Aborto, Derecho a Vivir (DAV), Hazte Oír, Médicos por la Vida y Grupo Provida Madrid han concovado la primera manifestación en favor del derecho a vivir, el apoyo a la mujer embarazada y contra la ley de plazos en materia de aborto para el domingo 29 de marzo. La manifestación se compaginará con concentraciones en toda España.

La Marcha por la Vida, como se ha denominado a esta manifestación, cerrará una serie de actos que tendrán lugar durante esa semana en toda España. En Madrid, la protesta se iniciará a las 12:00 horas del domingo 29 de marzo, a las puertas del Ministerio de Igualdad y culminará en la Plaza de Las Cortes, donde se leerá un manifiesto en favor de la vida. El objetivo de estas actividades 'es llevar el mensaje de Derecho a Vivir las calles' a través de trípticos, carteles y pegatinas, así como 'reivindicar la vida y proclamar un no rotundo al aborto'.

A la misma hora y no muy lejos de allí, ante las puertas del Arzobispado de Madrid, arrancará otra marcha de signo muy contrario contra el proyecto conocido como el minivaticano. Este pretende construir un enorme complejo eclesiástico en pleno centro de Madrid que contará, entre otros edificios, con una biblioteca, un aparcamiento y un geriátrico para religiosos en un parque de gran valorhistórico.

Pocas horas antes del anuncio de los grupos provida, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, manifestó que la intención del Gobierno es reformar la ley 'con responsabilidad y sin entrar en debates que ya tuvieron lugar hace un cuarto de siglo'. Por su parte, el delegado del Gobierno de Violencia de Género, Miguel Lorente, sí habló sobre la campaña de la Iglesia. 'Cada uno debe defender su posición e influir sobre el resto de la sociedad', afirmó Lorente.

Por otra parte, la campaña contra el aborto cuesta a la Iglesia 250.000 euros: la mitad, aportados por las diócesis, y el resto, por la Conferencia Episcopal. Una iniciativa que ha puesto en pie de guerra a las feministas.