Público
Público

Guardans dice que es absurdo pensar que el único cine bueno es el que ven unos pocos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director general del ICAA, Ignasi Guardans, habló hoy con Efe sobre el borrador de la orden ministerial de desarrollo de la Ley de Cine y, frente a las voces en contra de que la taquilla compute para las subvenciones, afirmó: "Es absurdo pensar que el único cine bueno es el que ven unos pocos".

En una entrevista durante el Festival de Locarno, el director general del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA) insistió en que "las películas de menos de dos millones de euros podrán acceder a subvenciones. Simplemente tendrán que pedir esas subvenciones y tramitarlas de una manera distinta".

La polémica surgió a raíz de un manifiesto que circula en internet impulsado por un grupo de personas vinculadas al mundo del cine contra el borrador de la orden ministerial, en el que se asegura que se "pretende desterrar" estas películas.

"Este festival es una prueba perfecta de la importancia que tiene el cine independiente, ese cine a veces más pequeño y no siempre cercano al público", argumentó Guardans.

Sin embargo, cargó contra una visión demasiado elitista del séptimo arte. "El cine no se hace para verlo en los museos. Se hace para ser visto, desde su nacimiento (...) No se hace cine para ponerlo en las vitrinas de un museo. Eso es otra cosa. Artística quizá, pero otra cosa", aseguró.

Guardans aclaró, no obstante, que "no hay una situación de conflicto, aunque algunos disfruten creando esa falsa imagen de conflictividad. A todos los que nos importa el cine y la cultura estamos en el mismo bando".

"Desgraciadamente, los que más interés tienen en hacer de altavoz del revuelo son los mismos que hasta hace una semana criticaban duramente el hecho de dar dinero público al cine. Es un fenómeno divertido el que está ocurriendo", explicó.

Guardans reconoció el conflicto de intereses a la hora de poner de acuerdo al espectro de afectados. "Hay que huir de los que desprecian el uso de dinero público para la cultura en general y para el cine en particular, pero también de aquellos, unos pocos, que quizá creen que con sólo presentar su DNI ya tienen derecho a acceder al dinero público", aseguró.

No obstante, dado que la orden ministerial está en la fase de borrador, Guardans se mostró abierto al diálogo: "Sólo los tontos creen que tienen razón siempre. Todo texto jurídico en una sociedad democrática está sometido a enmiendas que lo mejoran y enriquecen", explicó.

"Esta orden ministerial tiene que estar aprobada antes de que acabe el año. Hay mucha gente que ha trabajado y ha hecho aportaciones sin hacer manifiestos en los medios de comunicación", aseguró.

El director general del ICAA asume que el sector está en crisis: "Los factores son múltiples y diversos", matizó, "algunos son estrictamente españoles, otros afectan al cine con mayúsculas y hoy, en el año 2009, otros afectan a la economía en general".

Por un lado, el público: "Una parte de la sociedad española desprecia el cine español por el mero hecho de estar hecho en España y eso se paga", afirmó.

Por otro, los autores: "No me molesta decir que algunos productores y algunos guionistas quizá podrían hacer un esfuerzo mayor para ajustarse más a la sociedad española de hoy, que es la que es", comentó.

Sin embargo, "al ICAA y al Estado no le corresponde decir cómo se hace el cine, lo que sí puede y debe decir es cómo se gasta el dinero de todos. Aquí nadie regala duros a cuatro pesetas", asumió.

Así, repasó los criterios objetivos para las ayudas automáticas: "El número de espectadores, que incluye por primera vez los espectadores por internet o el pago por visión, el acceso a festivales y premios, el carácter independiente de la película, el volumen de inversión o, probablemente, que sea una película próxima a la infancia", enumeró.

"La taquilla lógicamente es un baremo. Me parece una fórmula, y no es la única, justa y válida que, además y es muy importante recordarlo, siempre tendrá el límite del total de la inversión. Si una película cuesta 40 millones de euros y sólo puede recibir un millón habrá recibido proporcionalmente menos que si una película cuesta dos millones de euros y también recibe un millón", afirmó.

Para el desarrollo de proyectos, "habrá comisiones de evaluación que formularán sus propuestas y que serán discutibles, como es discutible la nota de mi tesis doctoral".

Finalmente, Guardans adelantó proyectos con vistas a la presidencia española de la Unión Europea en 2010.

"Uno será un gran encuentro, quizá en Barcelona, de expertos y responsables políticos y económicos de toda Europa y de Estados Unidos sobre la transformación de nuestras salas en salas equipadas para cine digital", explicó.

"Después va a haber otro encuentro sobre conservación del patrimonio cinematográfico y también estamos estudiando otras iniciativas en colaboración con las distintas agencias de cine de Europa", concluyó.

Mateo Sancho Cardiel