Público
Público

Guardans pide a Cataluña que se preocupe menos por el doblaje y más por ganar público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director general del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), Ignasi Guardans, ha instado hoy al Parlament y a los profesionales del cine en Cataluña a preocuparse más por cómo conseguir ganar espectadores para el cine hecho en catalán y menos por promover el doblaje en esta lengua.

Durante una conferencia-coloquio sobre las ayudas al cine español, Guardans ha lamentado que el debate se centre en Cataluña en la necesidad de doblar películas al catalán y ha animado a seguir el ejemplo de Dinamarca, Holanda o Finlandia, con poblaciones similares a la catalana, que cuentan con producciones en su lengua que atraen porcentajes importantes de público a las salas de cine.

"¿Por qué estos países llegan a cifras altas de espectadores y nosotros no? El Parlament y los profesionales deberían centrar la parte más importante del debate no en cómo doblar mejor a James Bond, sin dudar en que se tenga que hacer, sino en cómo estimular el cine hecho en catalán", ha señalado.

A su juicio, no prestar atención a lo que pasa fuera de nuestras fronteras y "tirar la toalla antes de iniciar la batalla" es "un error".

Guardans ha explicado, en la sede de la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE) de Barcelona, los detalles de la orden ministerial de ayudas al cine que acaba de hacer pública el Gobierno.

Además, ha defendido como "asumibles" que algunas ayudas a películas filmadas en catalán, gallego y euskera pongan como condición que hayan sumado 30.000 espectadores, 5.000 de ellos en la lengua original.

"No es una cifra absolutamente osada ni difícil de asumir", ha subrayado, tras recordar que aún menos es así si se tiene en cuenta que el Gobierno español ha puesto en 2009, "sobre la mesa del departamento de Cultura de la Generalitat", 6,5 millones de euros para difundir el cine hecho en catalán.

En referencia al nuevo paquete de ayudas cinematográficas que ha diseñado el Gobierno, el director general del ICAA ha insistido en que estas medidas "tratan de cambiar las cosas" ante el convencimiento de que no es justificable "continuar estimulando la actual situación".

Guardans ha mostrado las cifras del 2008 de las películas producidas en países próximos a España como Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido, donde la producción cinematográfica fue de 240, 185, 155 y 102 películas, respectivamente, que consiguieron una cuota de pantalla del 45,4%, 26,6%, 29,3% y el 31%.

Por contra, España produjo 173 películas, que fueron vistas por sólo un 13,3% de los espectadores españoles de cine.

"No podemos estimular esta situación con dinero público. ¿La podremos reconducir? No lo sé, pero no podemos mantenerla", ha dicho.

Guardans ha admitido que las ayudas que prevé la orden ministerial aprobada tienen como objetivo promover todo tipo de cine español, no sólo el de autor, sino también el dirigido al gran público.