Público
Público

El guardarropa de Audrey Hepburn recauda el doble de lo previsto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una colección de vestidos de la estrella del cine Audrey Hepburn logró 268.000 libras (unos 298.000 euros) en una subasta, más del doble de lo inicialmente previsto, dijeron el miércoles los organizadores.

Más de 40 objetos de su guardarropa, entre ellos vestidos que llevó en la gran pantalla, fueron subastados en Londres en una venta descrita por los organizadores como "del tipo de las que nunca se verán de nuevo".

El precio más alto, 60.000 libras, fue pagado por un vestido de cóctel de Givenchy que Hepburn llevó en "Cómo robar un millón", en 1966. Las estimaciones previas señalaban que se pagarían por él entre 15.000 y 20.000 libras.

Givenchy fue el diseñador al que más recurrió Hepburn, pero otro de los protagonistas de la subasta fue un traje de novia de raso en color marfil diseñado por las hermanas Fontana para la boda de la actriz con James (después Lord) Hanson, que se vendió por 13.800 libras. Hepburn canceló después el enlace.

Hepburn, que ganó un Oscar por su primer papel protagonista de una princesa fugada en "Vacaciones en Roma", es también conocida por sus papeles de chica vulgar en "My Fair Lady" y de ciega aterrorizada en "Sola en la oscuridad".

La actriz, que personificó un look de posguerra sencillo, chic y esbelta al mismo tiempo, se hizo famosa por su apariencia de pureza, inocencia y vulnerabilidad, dijo el agente de moda Kerry Taylor antes de la venta.

La colección fue puesta a la venta por Tanja Star-Busmann, una amiga de toda la vida de Hepburn, y un 50 por ciento de lo recaudado se donará a la Fundación para la Infancia Audrey Hepburn.

Los organizadores de La Galleria esperaban que la subasta alcanzara las 100.000 libras, pero finalmente recaudó 268.320.

"Tanja está encantada de que todos estos vestidos y accesorios preciosos, que ella conservó durante tantos años, vayan a los coleccionistas y museos de todo el mundo", dijo Taylor en un comunicado.

Las ropas de Hepburn no suelen subastarse, pese a que la actriz odiaba el despilfarro.

Hepburn murió en 1993 a los 63 años.