Público
Público

La Guardia Civil de Barajas intervino en diciembre más de 350 kilos de drogas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Guardia Civil del aeropuerto de Barajas ha intervenido el pasado diciembre más de 350 kilogramos de sustancias estupefacientes en más de 40 servicios diferentes y ha detenido a 50 personas de diferentes nacionalidades como presuntos autores de delitos contra la salud pública.

Según han informado hoy fuentes de la Dirección General de la Guardia Civil, estas actuaciones son el resultado del dispositivo establecido en el aeropuerto de Barajas durante la Navidad y de que se hayan intensificado los servicios preventivos de lucha contra el narcotráfico.

En esta labor han participado la Guardia Civil de Barajas en colaboración con otras unidades de diferentes provincias españolas.

Entre los servicios más destacados se encuentra la localización, a principios de diciembre pasado, de 36 kilos de cocaína que viajaban ocultos en una lavadora, en un vuelo procedente de Miami que se dirigía a Barcelona con escala en Madrid.

La localización dio lugar a la detención de un hombre y se produjo a raíz de que la Policía estadounidense advirtiera de un posible envío de cocaína desde Colombia en carga aérea.

Tras detectar la lavadora sospechosa, el electrodoméstico viajó custodiado por carretera desde Madrid hacia Barcelona, donde la Guardia Civil encontró la droga escondida, que tenía gran pureza.

A mediados del mes pasado, otras dos actuaciones permitían localizar otros 30 kilos de cocaína que iba a ser vendida en Madrid durante el periodo navideño.

Así, el pasado 18 de diciembre, la Guardia Civil de Barajas detenía a dos israelíes que viajaban en un vuelo procedente de San José de Costa Rica y en cuyo equipaje facturado se encontraron numerosos "ladrillos" de cocaína que superaban los 12 kilos y medio de peso.

Cuatro días más tarde, la Guardia Civil encontraba en un vuelo procedente de Lima (Perú) otros 16,30 kilos de la misma sustancia oculta en botes de cerveza, en varios armazones e impregnada en numerosas prendas de vestir.

El hallazgo dio lugar a la detención del español R.G.S., que pasó a disposición judicial por un presunto delito contra la salud pública.

El 20 de diciembre, la Guardia Civil del aeropuerto localizó 16 kilos de "ladrillos" de heroína ocultos en el interior de una maleta facturada en un vuelo con destino a Málaga y detuvo a su propietario, T.K., de 35 años y nacionalidad búlgara, que fue acusado del mismo delito.