Público
Público

La Guardia Civil encuentra EPO en casa de Paquillo

Fuentes cercanas a la investigación apuntan que las pruebas halladas "constituyen elementos de imputación"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Ley de Dopaje comienza a funcionar. WalterViru, el peruano que servía de cerebro a la red desmantelada anteayer en Valencia en la bautizada operación Grial, se ha convertido en el primer médico detenido desde la entrada en vigor de la Ley. Han tenido que pasar tres años para que el entorno del dopaje sea castigado en España, pero el golpe ha sido demoledor.

Ayer se supieron nuevos datos de la operación. Por ejemplo, que la Guardia Civil encontró EPO-CERA y hormona de crecimiento en el registro de la casa de Paquillo Fernández en Guadix (Granada). Fuentes cercanas a la investigación apuntan que las pruebas halladas en el domicilio del marchador 'constituyen elementos de imputación'.

Los ciclistas Vera y Navarro están imputados como distribuidores

La segunda gran víctima deportiva de esta brillante actuación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se llama Pedro José Vera, ciclista murciano de 25 años del Contentpolis, que fue interrogado ayer por la Guardia Civil y puesto en libertad posteriormente. Están detenidos por distribución de sustancias dopantes, entre otros, Cristina Navarro (ciclista) y Vicente Natividad, entrenador del ciclista paralímpico Javier Otxoa.

Público ha podido saber que las fuerzas de seguridad mantienen cuatro operaciones abiertas en paralelo. La intensificación de los contactos entre el Ministerio del Interior y la Agencia Antidopaje han dado vía libre a líneas de investigación que estaban bloqueadas. Fuentes anónimas hablan de una importante operación en el norte de España que cristalizará en los próximos días.

Primera detención de un médico desde que entró en vigor la Ley

Jesús Manzano, el ex ciclista del Kelme que contribuyó a desenmascarar el dopaje hace cinco años, mostraba ayer su extrañeza al comprobar que Viru ha seguido ejerciendo después de la operación Puerto. 'A cada cerdo le llega su San Martín', declaró ayer el ciclista arrepentido a Efe Radio. Manzano afirmó que si el nombre de Paquillo 'ha salido, es porque está'. 'La Guardia Civil trabaja bien', añadió. 'Pero la situación no cambiará si siguen los canarios', concluyó Manzano en alusión a Eufemiano y su hermana Yolanda.

La situación actual de Paquillo es enrevesada desde el punto de vista deportivo. En este momento, el marchador no está sancionado y, teóricamente podría competir. La única vía para que sea sancionado sería a través de la Ley de Dopaje. Esto requeriría levantar el secreto de sumario. Paquillo Fernández, que no atendió las llamadas de Público, canceló por indicación de su abogado la conferencia de prensa que iba a ofrecer ayer.

Paquillo se convierte, junto al esquiador Muehlegg y el ciclista Huélamo, en otro medallista olímpico español (la plata de Atenas 2004) vinculado al dopaje.