Publicado: 13.09.2016 14:42 |Actualizado: 13.09.2016 16:38

La Guardia Civil interroga durante horas a la madre de Diana Quer

Los agentes tratan de buscar nuevas pistas y detalles sobre la joven desaparecida. La madre, Diana López-Pinel, modificó su declaración inicial y el juez le retiró la custodia de su otra hija. La mujer comparecerá este viernes por partida doble en los juzgados de Ribeira.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Diana López-Pinel, la madre de Diana María Quer, la joven desaparecida en el pueblo coruñés de A Pobra do Caramiñal, A Coruña. EFE/Xoán Rey

Diana López-Pinel, la madre de Diana María Quer, la joven desaparecida en el pueblo coruñés de A Pobra do Caramiñal, A Coruña. EFE/Xoán Rey

MADRID. Después de tres semanas de búsqueda infructuosa, la Guardia Civil prosigue su investigación sobre la desaparición de la joven de 18 años Diana Quer y ha interrogado durante varias horas a su madre, Diana López-Pinel. El interrogatorio se produjo ayer y, según los investigadores, fue largo y duro, con el objetivo de repasar detalles que puedan arrojar pistas para esclarecer el caso.

Fuentes de la investigación han asegurado a Efe que el interrogatorio se hizo en el domicilio de la madre, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, durante varias horas y que se trata de una rutina normal entre los investigadores. Aunque insisten en lo rutinario del proceso, varios medios apuntan a la búsqueda de "contradicciones" en su testimonio, después de que el juez le retirara la custodia de su otra hija hace dos semanas.



La decisión judicial no sorprendió al padre de la menor y también de la desaparecida, que afirmó que "desgraciadamente" llegaba "muy tarde". Estas declaraciones unidas a la decisión del juez basada en "informaciones que llegaron al juzgado" sin petición de parte pone el foco, directa o indirectamente, sobre Diana López-Pinel.

Al mismo tiempo, la madre cambió su declaración inicial la semana pasada y afirmó que Diana Quer sí pasó por casa la noche de su desaparición. El abogado de la madre insiste en que no es un cambio de declaración ya que, aunque incialmente dijo que la joven no volvió a casa esa noche, luego encontró prendas varias prendas de ropa que le hicieron pensar que sí regresó al domicilio para cambiarse y volver a salir.

Transcurridas tres semanas desde la desaparición de Diana Quer en su lugar de veraneo, A Pobra do Caramiñal (A Coruña), siguen todas las incógnitas abiertas y continúan las pesquisas para tratar de esclarecer qué pudo suceder.

Durante este tiempo, la Guardia Civil ha desplegado un gran operativo en la población coruñesa y ha realizado varias batidas por la comarca de O Barbanza y también por sus alrededores, en las zonas cercanas a la localidad en la que el pasado 22 de agosto desapareció esta madrileña.

Estos rastreos se han programado después de que la geolocalización de las señales de las últimas comunicaciones realizadas desde el teléfono móvil de la chica la situasen en esos entornos.

Además de las batidas, a las que durante algunas jornadas, las menos, se sumaron ciudadanos del municipio de A Pobra para ayudar a los cuerpos de seguridad en la búsqueda de la adolescente, los investigadores han iniciado otro tipo de diligencias, como la visualización de las cámaras de seguridad.

De este modo, según han informado fuentes vinculadas al caso, el operativo está actualmente inmerso, sobre todo, en la revisión de las datos de la cámara que el Ayuntamiento de A Pobra do Caramiñal tiene situada en el cruce de los céntricos jardines Valle-Inclán en confluencia con la carretera AC-550, y en las grabaciones de las jornadas comprendidas entre los días 19 y 25 del mes pasado.

Comparecencia por partida doble

Diana López-Pinel comparecerá este viernes por partida doble en los juzgados de Instrucción número 1 y 2 de Ribeira (A Coruña). Su abogado ha explicado que la madre prestará declaración judicial a partir de las 10.00 horas.

Lo hará primero en el Juzgado de Instrucción 1, dentro del procedimiento que investiga la desaparición de su hija a instancias de una denuncia de la propia madre. Su comparecencia forma parte de la dinámica normal en un proceso penal, ha dicho el letrado. Tras ello, declarará el mismo día en el Juzgado de Instrucción número 2 de Ribeira, que retiró la custodia de la hija pequeña —Valeria, de 16 años— a Diana y se la dio al padre.

Diana López-Pinel solicitó la pasada semana declarar voluntariamente ante este juzgado, donde ya lo hizo el padre de la joven, con la intención de que se revoque la orden judicial por la que se le retiró la tutela de su hija menor, Valeria.

El abogado de la madre ha confirmado el encuentro de los investigadores de la UCO con Diana López-Pinel pero ha querido dejar claro que no se la sometió a interrogatorio alguno.

Al respecto, ha explicado que la UCO nunca había visto a la madre y que los agentes se limitaron a "cruzar datos e informaciones" con la mujer para ponerla al día de las diligencias.