Publicado: 16.02.2014 16:30 |Actualizado: 16.02.2014 16:30

Los guardias civiles dicen que no son responsables de la tragedia de Ceuta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La delegación en Ceuta de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha pedido hoy que no se "busquen" responsabilidades entre los guardias civiles que intervinieron el pasado jueves, cuando murieron ahogados al menos quince inmigrantes que trataban de llegar a nado a la costa española.

En un comunicado, la organización ha denunciado que llevan tiempo "temiendo que se vaya a imputar a guardias civiles por devoluciones de inmigrantes o como quieran llamarlas y por eso pedimos un protocolo de actuación".

La AUGC ha dejado claro que los guardias civiles "no son responsables de esto y si hubiera habido un protocolo claro no habría pasado esto". La organización ha advertido que si los agentes "no cumplen con lo que se les ordena pueden incurrir en un delito militar de desobediencia y si cumplen al final sucede esto, que terminan sentados en un banquillo". Por ello, la AUGC ha añadido que los guardias "cumplen órdenes porque así se les manda y en todo momento tienen que decir la verdad de los hechos, quién les mandó, cuándo y por qué".

El secretario de Relaciones Institucionales del PSOE, Antonio Hernando, exigió hoy al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, las grabaciones íntegras y "sin ediciones" de la tragedia. "¿Cuántos cadáveres tienen que aparecer para que el presidente del Gobierno deje de amparar a quien dio la orden de disparar", se ha preguntado Hernando después de que el ministro reconociera que la Guardia Civil usó pelotas de goma, botes de humo y cartuchos de fogueo para disuadir a los inmigrantes.

La Fiscalía de Ceuta, por su parte, también pedirá este lunes al Juzgado de Instrucción número 6 de la ciudad autónoma que solicite a la Guardia Civil todo "el material videográfico" que pueda existir del suceso. Hasta ahora ningún representante institucional o de la Benemérita ha aseverado con rotundidad si existen o no fotografías, vídeos o audios que muestren qué sucedió exactamente en el entorno del espigón fronterizo del Tarajal, donde murieron al menos quince indocumentados.