Público
Público

Dos guardias civiles muertos por un atentado en la localidad mallorquina de Calvià

La explosión se produce en la zona de Palmanova, una de las más turísticas de Palma. Es el segundo atentado de

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Segundo atentado de ETA contra la Guardia Civil en algo más de 24 horas.

Los guardia civiles Diego Salva Lezaun y Carlos Sáenz de Tejada García, de 27 y 29 años y ambos solteros, han muerto este jueves tras la explosión de su vehículo, que llevaba adosado una bomba-lapa, en torno a las 13.50 horas, en la localidad costera mallorquina de Palmanova (Calvià). El Govern balear ha decretado tres días de luto oficial.

A las siete y media de la tarde, los miembros del Grupo Especialista en Desactivación de Explosivos (GEDEX) de la Guardia Civil han desactivado una segunda bomba-lapa adosada a los bajos de un vehículo del Cuerpo, un Nissan Patrol en desuso ubicado en las proximidades de la otra comandancia que tiene el cuerpo en este mismo municipio, en la carretera que discurre entre Palmanova-Magaluf.

El atentado, el primero con víctimas mortales en Baleares, se ha producido junto a un edificio polivalente que sirve de sede a la Policía Local, Correos y la Oficina de Denuncias de la Guardia Civil.

El vehículo todoterreno de la Benemérita llevaba aparcado desde las 10 de la mañana en el mismo lugar donde ha explosionado el coche.

Saenz de Tejada tenía 28 años, había nacido en Burgos. Había ingresado en el Cuerpo el 18 de febrero de 2008. Había llegado destinado a la isla hace un año, el 19 de julio de 2008.

Salva Lezaun tenía 27 años, había nacido en Pamplona y era alumno en prácticas. Había ingresado en el Cuerpo el 25 de agosto de 2008 y comenzó a trabajar en Mallorca, como alumno en prácticas, el 31 de enero de 2009.

Ambos vestían de paisano, trabajaban en labores de mantenimiento y estaban de servicio en el momento de la explosión.

La carga explosiva ha sido de tal intensidad que, según han relatado los bomberos, parte del cuerpo de uno de los agentes asesinados ha quedado colgando de un árbol.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha condenado el atentado y ha solicitado a las fuerzas de seguridad que extremen la vigilancia ante la posibilidad de nuevas acciones terroristas.

'He dado instrucciones a las fuerzas de seguridad para que extremen la vigilancia y extremen su esfuerzo y se protejan de estos viles asesinos', ha señalado.  El jefe del Ejecutivo tiene previsto viajar a la isla una vez que quede instalada la capilla ardiente de los dos miembros de la Guardia Civil.

Este atentado ha provocado que, en señal de duelo, Zapatero haya suspendido la rueda de prensa que iba a ofrecer mañana en Moncloa para hacer balance político de la primera parte del año.

Mallorca ha quedado aislada nada más producirse el atentado: el Ministerio del Interior ha dado la orden para cerrar el aeropuerto de Palma de Mallorca, uno de los que opera mayor cantidad de vuelos de España. También se han bloqueado todos los accesos y salidas a la isla por vía marítima.

Palmanova es un importante enclave turístico frecuentado por turistas ingleses. De hecho, en la zona hay actualmente unos 30.000 turistas disfrutando de sus vacaciones. 'Lo que parecía que nunca podría ocurrir en Baleares, ha ocurrido; el hecho insular parecía que nos protegía, pero la barbarie de ETA ha cruzado el Mediterráneo y han venido a donde sabían que el atentado iba a tener muchísima repercusión al tener lugar en el principal municipio turístico de España', se ha lamentado el alcalde de Calvià, Carlos Delgado.

Testigos en la zona aseguran haber sentido 'una fuerte explosión' en la que han retumbado los edificios cercanos. 

Este es el primer ataque terrorista con víctimas mortales en Baleares y se produce tan sólo un día después de que estallara una furgoneta bomba junto a una casa cuartel de Burgos. El noveno en 2009.

ETA ha asesinado a once personas desde la ruptura de la tregua el 30 de diciembre de 2006.

Los partidos políticos con representación en las Cortes Generales y los agentes sociales (patronal y sindicatos) han manifestado, a través del portavoz en el Congreso del PSOE, José Antonio Alonso, la 'más rotunda condena y enérgico rechazo' al atentado. 'A los terroristas solo les espera la cácel', ha agregado para recordar que 'respondemos desde la unidad a estos actos criminales'. 'Vamos a luchar con coraje, determinación y fortaleza democrática a los terroristas de ETA mediante el estado de derecho', ha agregado.

Todos los partidos han condenado, a lo largo de la jornada, el asesinato de los dos guardias civiles.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado continuarán con los mismos niveles de seguridad que hasta ahora, según ha aclarado el delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socías, quien ha asegurado que el atentado de hoy  'no va a alterar la llegada de los reyes el próximo sábado a Palma', donde iniciarán sus vacaciones de verano.


Ver mapa más grande


Hasta el día de hoy, ETA nunca había conseguido matar en las Islas Baleares, único lugar donde, además, había intentado atentar en dos ocasiones contra el Rey. Además, se da la circunstancia de que hoy se cumplen 18 años de la primera vez que la organización terrorista intentó asesinar en las islas.

En aquella ocasión, la banda terrorista ETA provocó dos explosiones e intentó una tercera que fue frustrada. Todas fueron atribuidas al etarra José Luis Urrusolo Sistiaga, que fue condenado por estos hechos a 41 años de cárcel en 2005 por la Audiencia Nacional.