Público
Público

Guardias norcoreanos detienen a periodistas de EEUU, según la TV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Guardias de seguridad norcoreanos han detenido a dos periodistas coreano-estadounidenses que estaban filmando a través del río Tumen desde el lado chino de la frontera, informó el jueves la televisión surcoreana.

El canal YTN citó a un responsable del Gobierno surcoreano diciendo que los guardias norcoreanos cruzaron el martes la frontera hacia territorio chino para arrestar a las periodistas después de que ignoraron las advertencias para que dejaran de grabar.

El responsable indicó que las dos mujeres trabajaban para una compañía de noticias de Internet de California pero no dio otros detalles. El Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano no quiso confirmar la información.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Qin Gang, dijo que Pekín está investigando la información y no quiso realizar comentarios adicionales.

YTN dijo que un hombre de la misma empresa de noticias también se encontraba con la pareja, pero que consiguió escapar.

El diario surcoreano Munhwa Ilbo dijo que guardias norcoreanos detuvieron a un periodista estadounidense cerca del río Yalu, citando una fuente diplomática en Seúl y un responsable del Gobierno.

El río Yalu corre junto a la parte occidental de la frontera entre Corea del Norte y China. Se encuentra junto al río Tumen en el lado oriental.

"Es difícil hacer comentarios al respecto porque está implicada una ciudadana estadounidense, pero nuestro Gobierno es consciente de que una periodista estadounidense está detenida en Corea del Norte", declaró el responsable gubernamental citado por el diario.

Otra fuente diplomática dijo que el Departamento de Estado de Estados Unidos se encargará pronto del caso.

Las informaciones se producen en un momento de creciente tensión en la península coreana, con Pyongyang acusando a Estados Unidos y Corea del Sur de usar ejercicios militares conjuntos como preparativos para invadir al Estado comunista.

Corea del Norte ha dicho que lanzará un misil a principios de abril como parte de un programa espacial de comunicaciones, pero Washington dice que el lanzamiento pretende probar un cohete que podría transportar una ojiva nuclear hasta territorio estadounidense.