Público
Público

Guardiola exhibe aplomo ante las dudas

El equipo de Guardiola se enfrenta al Zaragoza con el objetivo de olvidar los últimos resultados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la efectiva invocación divina que hizo el técnico del Rubín Kazan, Kurban Berdeyev, el pasado martes para ganar al Barcelona, su homólogo en el Zaragoza, Marcelino, evocó ayer un método más terrenal para repetir la proeza rusa: 'Atar a seis o siete jugadores del Barça', bromeó el preparador del equipo aragonés, que esta noche, después de un año en Segunda, visita el Camp Nou (21.00H C+).

A pesar de que el conjunto catalán no anda del todo fino, de antemano, sigue amilanando a sus rivales.

Tras el primer tropiezo de la temporada ante el Rubín, tampoco Guardiola duda de su equipo. 'Por muchas derrotas que vengan, a mí no me haréis perder la fe en ellos. No tendremos excusa el día que no nos esforcemos', aseveró el técnico, que hoy recupera a Chygrynskiy tras casi un mes sin jugar por unos problemas en la rodilla.

Quien sigue de baja en el Barça es Henry. El francés, con una microrrotura de fibras, tendrá hoy un nuevo compañero de butaca, Dani Alves, que, tras lesionarse contra los rusos, permanecerá en el dique seco el próximo mes y medio. Messi, en cambio, deberá de esperar para tomarse un respiro.

Guardiola: 'No creo que Leo necesite un descanso ya'

'No creo que Leo necesite un descanso ya. Le veo bien, sonriente, por eso le pongo. Cuando pueda le daré descanso, pero no sólo a él, también a otra gente', argumentó Guardiola.

Al preparador, las últimas críticas al equipo no le han cogido por sorpresa: 'En esta casa lo que hay que hacer es aguantar', apuntó. Y luego, se refirió a lo que sucede también en casa del eterno rival: 'El Madrid había ganado todos los partidos, y porque perdió en Sevilla querían echar al entrenador. Eso pasa en todos los equipos', lamentó.

Guardiola destacó los peligros de un Zaragoza que le recuerda, con matices, al Rubín Kazan. Los maños llegan al Camp Nou con las bajas dePonzio y Atala, mientras que recuperan a Babic.