Público
Público

La guerra favorita de los pacifistas

El 11 de noviembre de 1809, España le declaró la guerra a Dinamarca. El fervor guerrero duró poco, pero algunos no se dieron por aludidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ciento setenta y dos años de guerra. Ciento setenta y dos años sin trincheras ni balas, sin enemigos ni ejércitos, ni muertos ni heridos. Con guerras así ¿quién necesita pacifistas? El 11 de noviembre de 1809, el Gobierno español envió a todas sus provincias un correo militar que anunciaba que el país había declarado la guerra a Dinamarca. El fervor guerrero duró poco, pero algunos no se dieron por aludidos...

En 1981, el historiador Vicente González se topó con la declaración de guerra en el libro de actas del Ayuntamiento de Huéscar (Granada). 'Otros pueblos tirarían la misiva a la papelera, pero este cumplió con la solicitud', cuenta a Público. Así que, oficialmente, ambas potencias militares estuvieron en guerra durante 172 años sin que nadie se diera cuenta. 'Ni el municipio granadino ni las autoridades danesas tenían conocimiento de tal conflicto y, como ambos países estaban entonces a punto de ingresar en la OTAN, decidieron firmar la paz', dice.

Ese día, 'el Ayuntamiento de Huéscar preparó dos grandes tinajas de vino de la tierra', recuerda González. 'En la entrada al pueblo colocaron un cartel que decía: Ojo, si es usted danés recuerde que entra en terreno enemigo. Si decide pasar, aténgase a las consecuencias. El caso es que los daneses presentes se pillaron unas trompas de impresión'.

En la noche del pasado sábado, coincidiendo con el bicentenario de la declaración de guerra, los vecinos de Huéscar recrearon en forma de farsa el supuesto enfrentamiento entre la población civil y las fuerzas danesas. Las tropas locales se concentraron la Plaza Mayor del pueblo, donde se dio lectura al bando de declaración de guerra a Dinamarca. Los enfervorizados soldados se dirigieron entonces a la calle Alhóndiga, donde se enfrentaron con las fuerzas danesas ante el pitorreo general.