Público
Público

Guerra de mocos entre la 'muchachada'

Carlos Areces y Ernesto Sevilla se apuntan al 'Campamento Flipy'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si uno junta a Flipy, a Carlos Areces, a Eloi Yebra, a Ignatius, a Ernesto Sevilla y a otros muchachos nui y se los lleva de convivencias, es muy posible que acaben en una guerra de mocos. O hagan una gymkana, muchas explosiones, un desembarco, un cohete, un gorila, un caniche asesino, un duelo de baile... Son cosas que pasan en la película Campamento Flipy, un largometraje para todos los públicos que se estrena mañana.

'Flipy [Enrique Pérez Vergara, es decir, Flipy en El Hormiguero] es un niño canijo, de 12 años, miope, zoquete, torpe, con vértigo, que desea con todas sus ganas ir a un campamento de verano con su amigo Jeremías [Carlos Areces]; pero su padre no le deja', explica el propio humorista y actor. Ahí empieza todo. El padre del niño, Pedro Reyes, inventor frustrado, dará con una fórmula para acelerar el crecimiento del chaval y que se olvide de tantos defectos. Pero... la poción es, en realidad, para engordar a los cerdos: 'Flipy se despierta un día en un cuerpo de adulto, con una mentalidad de 12 años. Además, durante la película, se irá metamorfoseando en un gorrino', revela el protagonista.

Campamento Flipy es una cinta coral. 'Es una peli de amigos, aderezada con mucho humor, de ahí que tenga muchas morcillas salidas de la improvisación', admite el cómico. 'Se quedaron, por ejemplo, los motes que Ernesto Sevilla iba poniendo a los niños: Gafarrona, Garfunkel, Niña desarrollada, Gilipollo... O una canción de Pablo Carbonell'.

La película es una vía de escape para Flipy. Como también lo será la serie que preparan para octubre en Neox, con personajes inventados por Reyes y Sevilla. Como sus colegas de generación, se considera un cómico. 'La pureza del género está en el bar', sentencia. 'El directo del bar te da unas tablas que tienes que ir refrescando'. Nunca dejará de encontrar hueco para contar historias en un bar.