Público
Público

El Guggenheim muestra la incorporación de la fotografía al arte con 100 obras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Museo Guggenheim Bilbao inaugura mañana una exposición en la que muestra las diferentes maneras en las que la iconografía fotográfica se ha incorporado al arte reciente a través de más de cien obras de unos sesenta artistas, entre los que se encuentran Andy Warhol y Robert Rauschenberg.

El director general del Museo bilbaíno, Juan Ignacio Vidarte, y los comisarios de la muestra, Jennifer Blessing y Nat Trotman, han presentado hoy la muestra "Haunted: fotografía-vídeo-performance contemporáneos", que se exhibirá hasta el próximo 13 de marzo y con la que el centro de arte deja configurada su programación de otoño.

En un recorrido por la segunda planta del museo, que acoge la exposición, el visitante puede contemplar trabajos de fotografía, pintura, vídeo, cine e instalaciones, creados desde los años sesenta hasta la actualidad, aunque la mayor parte de las obras están realizadas en la última década.

Artistas como Marina Abramovic, Sophie Calle, Richard Prince, Cindy Sherman e Hiroshi Sugimoto, entre otros, firman algunas de las creaciones expuestas.

Según han explicado sus responsables, la muestra constituye una versión ampliada de la exhibida en el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York hasta el pasado 6 de septiembre.

Junto con una selección de obras presentadas en Nueva York, la expuesta en Bilbao incluye más de sesenta nuevos trabajos de artistas como Christian Boltanski, Anna Gaskell, Pierre Huyghe, Philippe Parreno, Gerhard Richter, Lorna Simpson y Jeff Wall, entre otros.

Entre otras obras, se encuentra una performance de Tacita Dean incluida en la presentación de Nueva York, pero que ha sido reconfigurada para adaptarse al museo bilbaíno, y una serie de cuatro obras realizadas por Jeff Wall en 2007 por encargo del Deutsche Bank AG para del Deutsche Guggenheim de Berlín.

La muestra está estructurada en cinco categorías formales y conceptuales, que giran en torno a las diferentes formas de comprender y abordar el pasado de los distintos artistas.

El inicio del recorrido acoge obras de los años sesenta de Warhol y Rauschenberg, los primeros artistas que incorporaron la imaginería fotográfica a sus obras.

Se puede contemplar, en concreto, la obra "Desastre naranja nº 5", en la que Warhol, a través de la serigrafía, repite quince veces la imagen de una silla eléctrica vacía sobre un fondo naranja como si quisiera poner de manifiesto el trauma social que supone la pena capital.

En la misma sección, una obra de Rauschenberg sin título de 1963 muestra a su amigo Merce Cunningham bailando en un rectángulo blanco.

La siguiente sección acoge obras de artistas como Rachel, Harrison, Adam Helms, Nate Lowman o Rosangela Rennó, en las que reexaminan las estrategias de apropiación de imágenes de las que Warhol fue pionero.

Una de las obras "más interesantes" en este área, que también muestra un autorretrato tardío de Warhol, es una firmada en 2007 por Adam McEwen sin título en la que recrea un obituario del artista Richard Prince.

La tercera sección incluye obras de artistas como Marina Abramovic, Spophie Calle, Tacita Dean, Joan Jonas, Christian Marclay, Annette Messager, Ana Mendieta y Zhang Huan, que examinan los distintos enfoques estéticos que inspiró el poder de repetición de la fotografía.

La siguiente sección acoge obras que registran lugares en los que han ocurrido acontecimientos significativos, muchas veces traumáticos.

Entre las obras expuestas, se encuentra una de Clemente Bernad, sin título, que refleja en "una prisión de Franco" -la cárcel de Carabanchel- una tela blanca utilizada como fondo para fotografías de las fichas de ingreso en la cárcel. Según los comisarios, la obra "nos hace pensar en los prisioneros políticos del pasado".

La última sección incluye obras de artistas como Gregory Crewdson, Anna Gaskell, Karl Haendel o Jeff Wall, que construyen espacios ficticios relacionados con experiencias traumáticas personales.