Público
Público

El Guggenheim recorre la influencia del surrealismo en el diseño con 250 objetos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Museo Guggenheim Bilbao acoge desde mañana y hasta el próximo 7 de septiembre la exposición "Cosas del Surrealismo", un recorrido a través de unos 250 objetos que muestra la influencia de este movimiento en el mundo del diseño.

Piezas, algunas de ellas mostradas al público por primera vez, de Salvador Dalí, René Magritte, Joan Miró, Elsa Schiaparelli, entre otros, acaparan la tercera planta del Guggenheim-Bilbao, que ha sido transformado por el equipo de arquitectos londinense Metaphor para acoger esta muestra.

Según ha explicado en rueda de prensa el director del Museo Guggenheim-Bilbao, Juan Ignacio Vidarte, la escenografía de la exposición permite transmitir al público la importancia de este movimiento y su influencia estética en medios como la pintura, el teatro, el interiorismo, el mobiliario, la moda, el cine, la publicidad y la arquitectura.

Vidarte ha indicado que esta muestra, organizada por el Victoria and Albert Museum de Londres, con la patrocinio del BBVA, quiere ser en concreto un "especial tributo" a Dalí, del cual se exhiben 30 obras, y a Peggy Guggenheim, quien, según ha recordado, reunió en vida una importante obra de arte surrealista.

Ha indicado también que durante el tiempo que dure la exposición habrá actividades paralelas relacionadas con este movimientos.

La comisaria de la muestra, Ghislaine Wood, ha explicado que nunca ha habido una exposición que haya mostrado la relación "truculenta" y "difícil" entre el surrealismo y el mundo comercial y del diseño.

Wood ha indicado que se han traído a Bilbao obras prestadas de colecciones públicas y privadas, y que algunas de ellas, como unas joyas de Dalí, se exhiben al público por primera vez.

También ha destacado la adaptación del espacio lograda para exhibir las obras, lo que, ha afirmado, permite encajar "muy bien" la muestra en el Museo.

La exposición, según ha detallado la comisaria, se divide en cinco secciones temáticas bajo los títulos de "el ballet"; "el surrealismo y el objeto"; "la naturaleza se vuelve extraña"; "la exposición del cuerpo"; y "el interior ilusorio".

En las diferentes salas, el visitante puede ver algunos objetos que se han transformado ya en "auténticos iconos" del surrealismo como el "Sofá en forma de los labios de Mae West"; el "Teléfono langosta" de Dalí; la "Mesa con patas de ave" de Meret Oppenheim, así como los vestidos de noche de Schiaparelli "Desgarro" o "Esqueleto".

Como complemento a la exposición existe un espacio didáctico que contextualiza y describe la historia del movimiento mediante textos e imágenes educativas y hay también la posibilidad de que el visitante participe en el juego colectivo del "cadáver exquisito", creado y popularizado por la corriente surrealista y que consiste en que cada participante realice parte de una obra sin conocer las partes restantes.

En la rueda de prensa también ha estado el director de Comunicación e Imagen del BBVA, Javier Ayuso, quien se ha mostrado convencido del éxito de esta muestra que enseña por primera vez el impacto de este movimiento en el diseño o la publicidad.