Público
Público

Guilani sugiere la construcción de un muro en la frontera afgano-paquistaní

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, ha asegurado que Pakistán podría construir un muro en su frontera con Afganistán "similar" al que separa EEUU de México para "evitar la infiltración de insurgentes y del narcotráfico", informaron hoy los medios del país.

En un encuentro el viernes en Islamabad con la secretaria estadounidense de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, Guilani pidió a EEUU apoyo para idear una "solución permanente" con las autoridades afganas para "controlar los movimientos transfronterizos ilegales de insurgentes, terroristas y narcotraficantes".

Según un comunicado difundido por su oficina, el primer ministro dijo que se podría seguir una estrategia similar para la frontera afgano-paquistaní a la adoptada por EEUU en algunas partes de sus zonas limítrofes con México, donde se está construyendo un muro de más de mil kilómetros para evitar la inmigración ilegal.

Una fuente de la principal agencia de los servicios secretos paquistaníes (ISI) aseguró a Efe que la idea de Guilani es "propaganda" y añadió que es "casi imposible" llevarla a cabo.

"Podría ser una manera eficaz de impedir el movimiento transfronterizo, está claro, pero es casi imposible por dos razones: el territorio es muy montañoso en algunas áreas y el coste de este muro sería enorme. Pakistán no se lo puede permitir, a no ser que fuera financiado por EEUU u otras potencias extranjeras", resumió.

Pakistán y Afganistán están divididos por una porosa frontera de más de 2.400 kilómetros, la conocida línea Durand, establecida por el Imperio Británico en 1893 para separar sus posesiones coloniales en el Sur de Asia de Afganistán.

La frontera -que Afganistán aún no reconoce- divide a las aguerridas tribus de etnia pastún, la propia de los talibanes, que pueblan ambos lados de la línea Durand.

En las áreas tribales paquistaníes, un territorio situado en el noroeste que nunca ha estado bajo completo dominio del Estado, buscan refugio numerosos integristas que combaten a las fuerzas extranjeras en Afganistán.