Público
Público

Guillermo de Osma muestra en Valladolid las rarezas de las vanguardias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Piezas raras e insólitas de grandes autores europeos, estadounidenses e hispanoamericanos del siglo XX, como Picasso y Miró y principalmente inscritos en las vanguardias históricas, son la base de la exposición inaugurada hoy por el galerista Guillermo de Osma en Valladolid.

La muestra "De Pablo Picasso a Richard Serra", con la que el galerista celebra sus veinte años de trayectoria, está compuesta por 62 originales entre óleos, dibujos y esculturas que no se encuentran en los museos y que ha seleccionado el crítico de arte Javier Rubio, con la coordinación de María Oropesa y la producción del Ayuntamiento de Valladolid.

Desde el lienzo "Les footballers", firmado en 1918 por el francés André Lothé, hasta el óleo "Señales rítmicas", acabado en 2010 por el argentino César Paternosto, la exposición repasa esencialmente la evolución de las vanguardias históricas españolas y europeas a través de cuatro bloques temáticos, ha explicado Rubio.

Picasso, Braque, Lothé, Juan Gris, Torres-García, Miró, Man Ray, Benjamín Palencia y Maruja Mallo son algunos de los representantes adscritos al primer bloque, donde destaca la rareza que supone uno de los pocos dibujos preparatorios que realizó Pablo Picasso.

Fechado en 1921, se trata de "Toro atacando a un caballo", realizado en lápiz sobre papel como preparación del aguafuerte final en que se resolvió esa temática taurina el pintor malagueño, quien tan aficionado fue a la fiesta brava y que vertió en no pocas obras de arte.

De este apartado forma parte Juan Gris, quien dedicó a Alice Toklas el dibujo "Hombre con sombrero" (1924); Maruja Mallo y su "Estampa" (1927), en tinta y lápices de colores; y las "Cuatro figuras sobre papel" (1932), una tinta china sobre papel.

La posguerra, que el comisario ha acotado entre las décadas de los años cuarenta y cincuenta, conforma la segunda etapa de esta exposición gestada desde hace tres años y que también pretende erigirse en un homenaje a la figura del galerista que "lejos de ser un mero comerciante, realiza un trabajo que pone en valor el de los artistas" y contribuye a la cultura", ha explicado el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva.

Eugenio Granell, Tápies, Chillida, Millares, Saura, Lucio Muñoz, Martín Chirino, Canogar, Esteban Vicente y Ramón Gaya son algunos de los inquilinos de este segundo bloque temático.

De Ramón Gaya, fallecido en 2005 y que poco antes de su muerte recibió el Premio Velázquez, se expone precisamente un homenaje al autor de las Meninas a través de un lienzo firmado en 1946 donde se refleja el rostro de una de las populares meninas.

Los años sesenta, con el equipo Crónica, Arman, Eduardo Arroyo y el artista pop barcelonés Joan Rabascall, éste "un conceptualista bastante desconocido", según Rubio, son los embajadores del tercer apartado de una exposición que podrá visitarse hasta el 30 de octubre en el Museo de la Pasión, en el centro histórico de Valladolid.

Las últimas décadas están representadas por Calder, Christo, Anthony Caro, Sol Lewitt, César Paternosto, Carmen Calvo, Dis Berlín y Richard Serra.

Serra comparece con el boceto de una escultura en acero proyectado para la madrileña plaza de El Callao a comienzos de los años ochenta del pasado siglo.

También en Madrid se encuentra la Galería de Arte Guillermo de Osma, a cuyos fondos pertenecen las piezas cedidas para la exposición. Fue fundada en 1991, después de nueve años de experiencia en Nueva York, y está dedicada a la pintura y obra sobre papel entre los siglos XVII y XX.

Especializada en las vanguardias históricas españolas, en estos veinte años ha protagonizado más de setenta exposiciones, algunas de ellas dedicadas, con carácter monográfico, a Maruja Mallo, Joaquín Torres-García, Óscar Domínguez, Richard Serra, Pablo Picasso, Joan Miró y Le Corbusier.