Público
Público

De Guindos admite que habrá nuevos ajustes para que el BCE compre deuda

El ministro asegura que se utilizarán 60.000 millones del rescate de la banca, de los 100.000 millones previstos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El llamado rescate blando de España (la petición de ayuda a la UE y al BCE para que compre deuda española y rebaje la tensión sobre la prima de riesgo) supondrá nuevos ajustes. Así lo ha venido a confirmar el ministro de Economía, Luis de Guindos, en una entrevista  publicada el lunes por el International Herald Tribune.

En la entrevista, realizada el jueves pasado en el despacho del titular de Economía en Madrid, De Guindos señala que España podría hacer nuevos esfuerzos de ajuste a cambio de la compra de bonos soberanos por parte del Banco Central Europeo (BCE) destinada a aliviar la presión sobre los costes de financiación de la deuda española. 'El Gobierno español acepta que la intervención del BCE en el mercado secundario no relaje el esfuerzo de consolidación fiscal y deberíamos reasegurar al BCE que vamos a cumplir nuestros compromisos,' dijo el ministro. Así, el ministro considera que la posibilidad de una recesión más prolongada no evitará que España cumpla sus objetivos fiscales, apuntando que la recaudación de impuestos estaba 'en línea con lo previsto' por el Gobierno.

El titular de Economía deja abierta la puerta a la posibilidad de que España solicite ayudas más amplias a la UE (pedir el apoyo de los fondos de rescate a la deuda española) una vez que se conozca la estrategia del BCE. 'Es algo que está totalmente abierto', apunta, aunque De Guindos recuerda que España siempre ha podido recurrir a los mercados. 'Los mercados nunca han estado totalmente cerrados', señala.

Además, el titular de Economía señala en la entrevista que España espera usar solo unos 60.000 millones de los 100.000 millones de euros de ayuda prevista por el fondo de rescate europeo para la banca española. Es una cifra que no dista mucho de la prevista en los análisis preliminares realizados en junio por dos consultoras independientes. La cifra definitiva de estas necesidades se dará a conocer a mediados de septiembre por Oliver Wyman, que en junio calculaba que en el peor de los escenarios previstos esta cifra rondaría los 62.000 millones de euros.

De Guindos, también señala que caída de precios en la vivienda 'ha terminado en determinados segmentos del mercado'. En algunas áreas metropolitanas, incluso estamos empezando a observar escasez', añade el ministro.