Público
Público

De Guindos cree que el paro pone en cuestión el Estado del bienestar

El ministro de Economía y Competitividad adelanta medidas inmediatas para la reestructuración del sector financiero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que los 'malos y negativos' datos de paro conocidos hoy ponen de manifiesto que se trata del principal problema económico del país, que pone en cuestión el Estado del bienestar.

Durante la toma de posesión de nuevos cargos en su Ministerio, De Guindos se ha referido los 4.422.359 de parados registrados en los servicios públicos de empleo en 2011, un dato que -a su juicio- refleja que el desempleo es una lacra social y constituye el principal elemento de vulnerabilidad de la economía española.

Por ello ha insistido en que el objetivo fundamental de la política económica del Gobierno es revertir esa situación para volver a crear empleo y recuperar a medio y largo plazo el crecimiento económico. Ha afirmado que en la consecución de esa meta son importantes los plazos de las reformas económicas, entre ellas, la del mercado laboral, que ha considerado prioritaria.

Otro de los frentes que también tiene abierto el Gobierno es la reestructuración del sector financiero. El ministro De Guindos ha avanzado que en las próximas semanas el Ejecutivo adoptará medidas al respecto. De Guindos ha rehusado adelantar qué tipo de iniciativas económicas irán al próximo Consejo, aunque ha excluido una subida inminente del IVA.

Sobre el tijeretazo del Gobierno y las subidas de impuestos del pasado viernes, el ministro ha asegurado que han sido positivamente percibidas en los mercados. A su juicio, los mercados ven que el Gobierno está cumpliendo con su compromiso de reducir el déficit público al 4,4 % del PIB, para lo que llevará a cabo reformas estructurales 'agresivas'.

Entre ellas, el Ejecutivo planea completar la reordenación del sector financiero en los seis primeros meses del año, tal y como anunció el presidente, Mariano Rajoy, en su discurso de investidura.

Por otra parte, De Guindos ha restado importancia a la polémica surgida en torno a la cifra definitiva de déficit en 2011, ya que cree que lo más importante es que la desviación será elevada y ha insistido en que estará en torno al 8 % del PIB.