Público
Público

Guindos descarta de momento más subidas de IVA y de impuestos a carburantes

El ministro de Economía se muestra convencido de que Bruselas concederá más tiempo a España para reducir el déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha descartado de momento subir el IVA para algunos productos a los que se les aplica el tipo reducido o los impuestos a los carburantes, tal y como pide la Comisión Europea, y ha insistido en que el Gobierno no adoptará nuevas medidas de ajuste en 2013. Guindos ha recordado que España ya subió los tipos del IVA el año pasado y reclasificó algunos productos para que pagaran el tipo general en lugar del reducido. 'El Gobierno español considera que eso es suficiente', ha apuntado durante la rueda de prensa posterior al consejo de ministros de Economía y Finanzas de de la Unión Europea (Ecofin) .

Por lo que se refiere a los impuestos medioambientales, el ministro de Economía ha señalado que 'tomamos nota' de la sugerencia del Ejecutivo comunitario, pero ha añadido que 'eso no quiere decir en absoluto que el Gobierno vaya a subir el impuesto de gasolinas'. 'Para el año 2013, la Comisión Europea, ya lo ha señalado en numerosas ocasiones, no pide ningún tipo de medida adicional correctiva a España', ha resaltado Guindos.

Por lo que se refiere a 2014 y 2015, Guindos ha eludido concretar las medidas previstas y se ha limitado a señalar que el Gobierno aprobará en abril el programa de estabilidad donde se detallarán los ajustes en función de las previsiones económicas y el ritmo de ajuste fiscal que exija la UE. 'Nuestro compromiso es ir a esa senda de déficit público y tomar las medidas en el año 2014 y 2015 que garanticen que tenemos un marco fiscal a medio y largo plazo', ha señalado el ministro, una senda que a su juicio debe compatibilizar proseguir con la consolidación fiscal y minimizar el impacto negativo sobre el crecimiento.

En cuanto a las recomendaciones de Bruselas sobre pensiones, Guindos ha sostenido que 'no dicen nada adicional a los compromisos que ha tomado España en su programa nacional de reformas'. 'España va a limitar la jubilación anticipada para intentar reducir la diferencia entre la edad legal de jubilación y la efectiva', ha explicado el ministro, y en el segundo trimestre del año el Gobierno presentará propuestas sobre el factor de sostenibilidad. Por lo que se refiere a la oficina independiente de control presupuestario, Guindos se ha mostrado convencido de que España cumplirá su compromiso de ponerla en marcha antes de fin de marzo porque 'el ministerio de Hacienda nos dice que ya tiene bastante elaborado el proyecto'.

Guindos se ha mostrado convencido de que la UE dará más tiempo a España para corregir su déficit excesivo, aunque no ha querido concretar si la prórroga será de uno o dos años. 'Vamos a establecer una nueva senda de reducción del déficit público'.  El ministro  considera deseable que Bruselas conceda un ritmo más lento de consolidación fiscal, es decir que relaje el objetivo del déficit público, que permita a España compatibilizar ajustes con crecimiento en un momento de grave crisis económica en España. 'Estoy convencido de que vamos a ir alcanzando con la flexibilidad adecuada una senda que es la adecuada, que es la que España necesita para ir saliendo de la crisis. Tenemos que definir la senda de déficit público de los próximos años... El comisario Rehn [comisario de Asuntos Económicos y Monetarios] y ustedes mismos han puesto de manifiesto que es potencialmente posible una flexibilización de la senda, esa es la primera cuestión que tenemos que tener en la cabeza', ha añadido el ministro.

La posibilidad de dar más a tiempo a España para que cumpla sus compromisos ya fue adelantada recientemente por el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, y diversas fuentes estiman que la prórroga para alcanzar el equilibrio fiscal podría ser de uno o incluso dos años. Pero eso sólo se hará a cambio de más ajustes, como ya se ha dejado entrever este mismo martes.

Por otro lado, Guindos ha defendido limitar tanto las primas que reciben los banqueros como su remuneración fija, en el marco de las negociaciones que mantienen los Veintisiete sobre la futura directiva de requisitos de capital a la banca. 'La posición española es muy clara: nos parece muy bien la limitación a todo lo que es la remuneración variable', indicó De Guindos, a la vez que abogó por ir más allá de este tope a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin).

Los Veintisiete analizaron hoy el principio de acuerdo alcanzado la semana pasada sobre este texto , que actualiza la legislación comunitaria para adaptarla al acuerdo internacional de solvencia bancaria Basilea III e incluye la posibilidad de establecer límites a la remuneración de los banqueros. De Guindos recalcó la importancia de dos elementos: el papel destacado que, a su juicio, deben tener las juntas de accionistas respecto a la remuneración fija y variable de los banqueros, y la citada limitación salarial general.