Público
Público

De Guindos dice que en España "se está perdiendo el miedo a perder el empleo"

El ministro de Economía admite, eso sí, que los españoles todavía no están en la fase de aspirar a un empleo mejor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha defendido este miércoles que 'en España estamos perdiendo el miedo a perder el empleo' y así se empieza a reflejar en los indicadores de consumo.

En una comparecencia en la Comisión de Economía del Senado, De Guindos se ha mostrado convencido de que, frente a lo que ocurría hace dos o tres años, la sociedad española está en la fase de 'perder ese miedo', aunque todavía no en la de aspirar a un empleo mejor, ha reconocido.

A su juicio, los datos de las dos ultimas Encuestas de Población Activa (EPA) son positivos, ya que muestran una estabilización de todas las variables. Del tercer trimestre ha destacado la creación de 52.000 empleos privados en un contexto de crecimiento muy leve de la economía, del 0,1 % del PIB.

El número de parados bajó en 72.800 personas en el tercer trimestre, hasta un total de 5.904.700, lo que ha dejado la tasa de paro en el 25,98% de la población activa, lo que se debe al descenso de la población activa y al aumento de la ocupación temporal que se ha producido entre julio y septiembre.

De Guindos ha admitido que la estacionalidad del mercado laboral es 'intensa', aunque se ha mostrado seguro de que las cifras desestacionalizadas seguirán mejorando'.

También ha tachado la caída de la inflación en un 0,1 % en octubre de 'anomalía transitoria' y ha pronosticado que en los próximos meses los precios volverán a 'territorio positivo', aunque de manera moderada, en torno al 0,5 %. Ha pronosticado que el mantenimiento de los precios con ligeras subidas es un escenario 'nuevo' para la economía española y un cambio estructural 'de un calado que no hemos percibido todavía en toda su intensidad'.

Los precios de consumo cayeron en octubre por primera vez en cuatro años, al registrar un descenso interanual del 0,1 % generado por el abaratmiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas y por la pérdida del efecto de la subida de las tasas universitarias que se produjo en octubre del año pasado.