Publicado: 18.11.2013 11:06 |Actualizado: 18.11.2013 11:06

Guindos: "Es necesario reorganizar los impuestos en España"

El ministro de Economía reconoce que cuando el rescate soberano parecía inminente "dormía poco". Dice que la banca española está bien preparada para las pruebas de stress

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, sacó pecho este lunes al afirmar en una entrevista en TVE que hace un año, cuando algunas entidades, como Goldman Sachs, pedían y apostaban por el rescate de España, él estaba "absolutamente convencido" de que no era necesario.

"En el peor momento de la crisis, yo estaba convencido, absolutamente convencido, de que España no iba a ser rescatada, porque conocía la capacidad de crecimiento de la economía española y sabía del compromiso con las reformas del Gobierno", afirmó De Guindos en la entrevista.

Preguntado por el mea culpa que ha entonado Goldman Sachs en relación a sus previsiones sobre España, el ministro aseguró que hubiera sido una cuestión "compleja" el haber optado por el rescate, porque España hubiera perdido su autonomía en política económica.

"Siempre estuve convencido de que el rescate no era necesario"

"Sé que hubo gente que pidió el rescate, pero había que mantener la autonomía con la política económica", resumió De Guindos. Añadió que pese a que hubo momentos "complejos", en los que "dormía poco", como durante el fuerte repunte de la prima de riesgo en julio de 2012 , "no tuvo dudas" acerca de que España no necesitaba el rescate.

Además, el ministro dijo que se han disipado las dudas sobre los bancos españoles que, según el ministro, están bien preparados para aprobar los test de estrés que va a realizar el Banco Central Europeo (BCE). "Lo que deseo es que pasen bien las pruebas", señaló el ministro.

"Lo mejor que ha ocurrido con el sistema financiero español no han sido los 40.000 millones de euros. Lo mejor es que gracias a la transparencia y claridad se han disipado muchas dudas. Ahora nadie duda de la exactitud y claridad de las cuentas de los bancos españoles", subrayó De Guindos.

Preguntado por el ajuste de 35.000 millones de euros que la Comisión Europea cree que será necesario en España, el ministro indicó que, del análisis de la Comisión, se queda con las cosas buenas: que España está cumpliendo su plan de reformas, que no son necesarias medidas adicionales en 2013 y que la previsión de déficit público para 2014 apenas difiere una décima.

Así, mientras que el Gobierno español prevé un déficit público del 5,8% para 2014, Bruselas estima un 5,9%, décima que, según De Guindos, equivale a unos 1.000 millones de euros y que la Comisión Europea "invita" a ajustar tomando medidas adicionales.

De Guindos ve "lógico" que la Comisión avise de este riesgo de desviación, pero su respuesta a este aviso es que "va a quedar claro", empezando este mismo viernes en la reunión del Eurogrupo, el compromiso del Gobierno español con un déficit público del 5,8%.

"Hemos salido de la recesión, pero dejar atrás la crisis es una cuestión completamente distinta"

Preguntado si por estas advertencias de Bruselas, puede "echar por tierra" la bajada de impuestos que planea el Gobierno, el ministro respondió con un "no", pues la Comisión también ha reclamado a España una revisión de su sistema fiscal.

"Es necesario reorganizar los impuestos en España", apuntó De Guindos, que indicó que el Gobierno español tomará decisiones al respecto tras el debate de la comisión de expertos. En concreto, anunciará el contenido de la reforma a mediados de 2014 para su entrada en vigor en 2015.

Asimismo, el ministro afirmó que la economía española se está "estabilizando", en lo que definió como una recuperación "suave, moderada", y precisó que entiende la "desazón" de quien no nota la recuperación en sus bolsillos.

"Hemos salido de la recesión, pero dejar atrás la crisis es una cuestión completamente distinta", aseveró De Guindos, que estima que en 2014 se creará empleo neto pese a que el crecimiento económico no supere el 1%.