Publicado: 09.04.2012 08:30 |Actualizado: 09.04.2012 08:30

De Guindos plantea la progresividad en las prestaciones sanitarias

"Debemos abrir el debate entre las administraciones para analizar si hay que dar servicios gratuitos a una persona que gane más de 100.000 euros", dice el ministro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos, vaticinó en la cadena Ser que España volverá a crecer en 2013. "Saldrá de nuevo el sol, que nadie lo dude", dijo De Guindos, quien también anticipó que a finales de este 2012 mejorará la situación del empleo: "A finales de año la hemorragia se estabilizará".  Dijo también que este año no habrá más subidas de impuestos. 

De Guindos mantuvo el optimismo pese a reconocer que la semana pasada fue una semana difícil para España desde el punto de vista de los mercados. "España ha visto cómo se ha ampliado la prima de riesgo y cómo bajaba la bolsa. Ello se debió a dos factores: la nueva recesión en Europa que hace dudar a los mercados y ya, desde un punto de vista español, a las dudas generadas sobre la situación de las comunidades autónomas". 

La situación de las comunidades autónomas llevó a hablar a De Guindos sobre la Sanidad y de la Educación. De Guindos recordó que el sistema sanitario acumula un deuda de 15.000 millones de euros e insistió en las recetas que ya dio la semana pasada: "Hay que eliminar gastos improductivos y racionalizar cuestiones que no están funcionando bien", dijo sin especificar más.

Sí fue un poco más explícito en el objetivo final: se trata, en palabras de De Guindos, de "ver si un sistema [sanitario] con déficit estructural es un sistema que podemos mantener en las actuales circunstancias del mercado". 

Luego añadió que las prestaciones sanitarias no se van a tocar, pero entró en una contradicción cuando habló del copago —repago para otros—: "El copago no es la panacea en absoluto, pero debemos abrir el debate entre las administraciones para analizar si hay que dar servicios gratuitos a una persona que gane más de 100.000 euros, por ejemplo".

En ese sentido, lo que plantea el ministro es acabar con la sanidad universal y gratuita. De Guindos contradice a la ministra de Sanidad, Ana Mato, quien no se ha cansado de repetir en las últimas semanas que aunque haya reformas en el sistema sanitario, este nunca dejaría de ser "universal y gratuito". 

De Guindos también quiso dejar claro que el Gobierno "no plantea un recentralización de los servicios: se trata de ver cómo podemos racionalizar los gastos y ver cómo se hace más con menos".