Publicado: 22.04.2013 10:49 |Actualizado: 22.04.2013 10:49

Guindos reconoce que el PIB caerá entre el doble y el triple de lo previsto

El ministro de Economía admite en una entrevista con 'The Wall Street Journal', que la economía caerá en 2013 entre un 1% y un 1,5%. El Gobierno había previsto una caída del 0,5%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En lo que últimamente viene siendo una costumbre, Luis De Guindos anuncia fuera de España lo que quizá no se atreve a decir dentro. El ministro de Economía y Competitividad ha reconocido en una entrevista con el diario The Wall Street Journal que la economía caerá este año entre el 1% y el 1,5%, hasta el triple de lo previsto por el Gobierno en sus previsiones.  

En la misma entrevista, De Guindos asegura que el Gobierno espera en 2014 un ligero crecimiento de la economía. Las declaraciones de De Guindos se producen a escasos días de que el el Gobierno del PP anuncie una nueva batería de ajustes y haga públicas sus previsiones para los próximos tres años, incluidas en el plan de estabilidad. El Ejecutivo ya había avisado de que revisaría algunas de las previsiones macroeconómicas vigentes.

Hasta ahora, el cuadro macro del ejecutivo preveía una contracción de la economía del 0,5% en 2013 y un crecimiento del 1,2% en 2014. Todos los analistas coincidieron en su momente en señalar que esas previsiones eran muy optimistas y alejadas de la realidad.

En la entrevista De Guindos asegura que el plan de reformas que presentará este viernes el Ejecutivo pondrá más el acento en el crecimiento económico frente a la mera reducción del déficit.

Así, descarta nuevas medidas "significativas" de austeridad, y recuerda que las políticas para contener el gasto en pensiones y la subida del IVA se sentirán cada vez más en los próximos años, mientras que la vuelta al crecimiento económico ayudará a incrementar la recaudación fiscal.

El Gobierno, añade De Guindos, está negociando con las autoridades de la Unión Europea la relajación de los objetivos de déficit a los que el país se ha comprometido para los próximos años. "Lo que vamos a tener que hacer ahora es lograr un equilibrio entre reducción del déficit y el crecimiento económico", afirma el ministro, para quien el mejor comportamiento de las cuentas públicas ha mejorado la confianza en la sostenibilidad de España.

Por ello, a su juicio "el principal temor de los inversores internacionales respecto a España en este momento es el crecimiento económico". Asimismo considera que una mayor integración del sistema bancario podría ayudar a sacar a la Unión Europea de sus problemas económicos, frente a la actual "fragmentación" de los mercados crediticios.