Público
Público

Guinea Ecuatorial dice que Obiang ha ganado las elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, obtuvo el 96,7 por ciento de los votos en las elecciones celebradas el domingo en la antigua colonia española, según los resultados provisionales dados a conocer el lunes en unos comicios ampliamente criticados por no cumplir las garantías democráticos.

El dato apareció publicado en la página web del Gobierno tras el recuento en alrededor de un 25 por ciento de los colegios electorales.

De este modo, Obiang, que llegó al poder en 1979 tras un golpe de Estado extendería otros siete años su mandato de 30 años.

Obiang fue citado antes de las elecciones presumiendo de que igualaría o superaría el resultado obtenido en 2002, que fue de un 97,1 por ciento de votos a favor. Su objetivo es transformar el pequeño país de 650.000 habitantes en un importante productor energético, a pesar de la preocupación creciente sobre la situación de los derechos humanos.

El dirigente de 67 años votó ante simpatizantes y medios locales en la capital, Malabo, y se mostró convencido de que la mayoría de los ecuatoguineanos apoyarán sus esfuerzos.

"El pueblo está satisfecho con el trabajo llevado a cabo por el Gobierno", afirmó, cuando se le preguntó si confiaba en ganar.

de ellos, ninguno español -, mientras que los grupos pro-democracia se quejaron de la falta de tiempo que tuvieron los opositores en los medios de comunicación.

"En las últimas semanas, (el Gobierno) ha reprimido y hostigado a la acosada oposición política del país (e) impuesto graves restricciones a los observadores internacionales", dijo en un comunicado la ONG estadounidense Human Rights Watch (HRW).

POLO ENERGÉTICO

Un testigo en Malabo dijo que la participación parecía ser floja. Los soldados vigilaban los colegios electorales, en algunos de los cuales no había acudido ningún votante al final de la mañana. Muchas calles parecían vacías tras una prohibición temporal al transporte por carretera impuesta esta semana.

Obiang afronta críticas crecientes acerca de que la enorme riqueza petrolera del país no ha mejorado la vida de sus ciudadanos.

El país apareció decimosegundo por la cola en la clasificación que hace anualmente y publicó hace unos días la ONG alemana Transparencia Internacional sobre la percepción de la corrupción en 180 países.

Aunque la producción de petróleo ha caído desde los niveles máximos de 350.000 barriles al día a medida que algunos campos alcanzan su techo, el intento de Obiang de convertir a Guinea Ecuatorial en un gran productor energético ha tenido cierto éxito.

Compañías estadounidenses como Exxon Mobil dominan el sector, que también ha capturado la atención de empresas europeas como la alemana E.ON Ruhrgas y la española Unión Fenosa, con planes para doblar las exportaciones de gas natural en cinco años.

Sin embargo, a pesar de su firme control sobre el país, Obiang ha afrontado varias amenazas del exterior, como un intento de golpe en 2004 por parte de unos mercenarios dirigidos por el antiguo miembro de las fuerzas especiales británicas Simon Mann. Este mismo año, unos hombres armados atacaron su palacio.