Público
Público

El guitarrista de The Clash muestra su colección de rock

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando era un niño, el guitarrista de The Clash, Mick Jones, perseguía a sus ídolos del fútbol por todo Londres en busca de autógrafos. Después descubrió la música y abandonó su libro de autógrafos, pero mantuvo su afición por las colecciones.

Durante mucho años, el músico y cofundador de una de las bandas más importantes del género punk, de 53 años, ha reunido una enorme colección de libros, revistas, discos, pósters, además de piezas de arte, instrumentos de grabación, vestuario de actuaciones y letras de canciones de su época con The Clash y de sus otras bandas, Big Audio Dynamite y Carbon/Silicon.

Jones ha decidido finalmente enseñar su archivo personal en la galería londinense Chelsea Space en una exhibición titulada "Rock and Roll Public Library" que se realizará hasta el 18 de abril.

"Empecé a coleccionar cosas cuando era muy joven y realmente no sabía por qué. Entonces con el milenio, en el cambio de siglo, se volvió evidente. Me di cuenta de que quería compartirlo", dijo Jones a Reuters.

Jones, que estudió en la escuela de arte de Hammersmith antes de cofundar The Clash en 1976, señaló que su colección es "una gran obra de arte viviente" en la que sigue trabajando.

El guitarrista, hijo único cuyos padres se divorciaron cuando tenía ocho años, dijo que comenzó a coleccionar artilugios y curiosidades para crear su propio mundo. El fútbol, y más tarde la música, se convirtieron en válvulas de escape para un niño con "poco control paterno".

La exposición, que busca recrear el estudio de grabación de Jones y un almacén contiguo, ofrece una mirada única de la vida, épocas e influencias del músico.

Las carátulas de discos cuelgan desde el cielo y también móviles, libros y películas sobre Elvis Presley, Johnny Cash y Frank Sinatra, The Beatles o The Rolling Stones muestran el profundo y obsesivo amor de Jones por la música.

Jones se negó a elegir un objeto preferido entre la colección, pero admitió que su libro de autógrafos de jugadores de fútbol era una de sus pertenencias más preciadas.

"Tengo a todos del equipo ganador del Mundial de Inglaterra. Los entrenadores, los preparadores, todos. Eso fue en 1966 cuando ganamos la Copa Mundial. ¡Lo más grande!", añadió.