Público
Público

Guti se anticipa a Pérez

El club ya busca sustituto a Pellegrini, a quien el 14 mandó en Alcorcón "a tomar por culo". Valdano se queda solo en el apoyo al entrenador chileno, que no sobreviviría a un tropiezo ante el Getafe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Presidido por un silencio sepulcral, Pellegrini fue el primero en saltar ayer al césped de Valdebebas tras ser visitado por Jorge Valdano, director general del club, y Miguel Pardeza, director deportivo. 'Es una visita más, pero con los jugadores hoy (por ayer) no me he reunido, ya lo hice después del partido', explica con aires de desgaste Valdano. Lo cierto es que desde ayer Pellegrini ya no sabe cuántas veces más podrá comandar la salida al campo de trabajo. La debacle histórica de Alcorcón ha acelerado sus tiempos.

De la urgencia que le agobiaba, ha pasado a la inmediatez que lo condena. Su futuro depende del partido a partido: Getafe, Milan, Atlético y Alcorcón. Cualquiera de esas citas puede ser su último servicio al Real Madrid. La convulsión en el club es tal, que en sólo cuatro meses la estabilidad prometida y argumentada desde el fuerte desembolso realizado depende exclusivamente de lo caprichosa que puede ser la pelota.

'No habrá sanción a Guti; en un descanso, se puede dialogar', dice Valdano

Los resultados, el mal juego y la pérdida de respeto del vestuario hacia su entrenador tienen el proyecto en el alambre y aún no se ha cumplido un tercio de la temporada. La tensa escena vivida en el vestuario entre Guti y Pellegrini durante el intermedio en Alcorcón corrobora la menguante autoridad del entrenador. Cuando Guti, mientras arengaba a sus compañeros para que recordaran el peso de la camiseta que visten, supo que iba a ser sustituido, se dirigió con el tono elevado a su entrenador y abandonó la caseta sin ducharse. Según Radio Marca, Guti le dijo a Pellegrini antes de dar el portazo: '¡Vete a tomar por el culo!'.

Con esa perla, Guti se anticipó a lo que de manera más diplomática pasa por la cabeza de Florentino Pérez desde hace semanas y se lo volvió a trasladar a sus directivos tras la hecatombe de Alcorcón. En público, Pérez aún apela a la tranquilidad, pero sin micrófonos delante no se muestra tan comedido. A Pellegrini ya sólo le respalda Valdano, que anuncia que 'no habrá medidas disciplinarias' contra Guti.

'No hubo discusión entre Guti y Pellegrini. En un descanso, puede haber un diálogo entre los jugadores y el entrenador'. Valdano está con el entrenador, pero debe defenderle sin ponerse en contra a la plantilla. El discurso de Valdano tras el ridículo copero traspasa a los jugadores la misma cuota de responsabilidad que al técnico. La directiva, no tanto. El director general habló de 'lección de humildad', una bala contra la actitud de un grupo en el que las revueltas veladas contra Pellegrini se amontonan. Benzema, uno de los críticos con el embarullamiento por el medio al que aboca el chileno, no viajó a Gijón cuando no había más delantero que Raúl. El parte hablaba de simples hematomas en los tobillos.

'Valdano es el que toma decisiones', se desmarcó ayer el presidente

Se borrara o no Benzema, su grado de compromiso quedó en entredicho. En esas escaramuzas de desencanto, también hay jugadores que se quejan a directivos que juegan demasiado pegados a las bandas cuando estos preguntan por qué no pueden jugar como el Barça con la plantilla que hay.

La zona noble del Bernabéu ha transmitido que el grado de exigencia inmediata es tanto para los entrenadores como para la plantilla. Desde el club ya se denunciaba tras la derrota ante el Milan que 'hay jugadores de los que hemos fichado que no están en forma y algunos son de los que pueden hacer que juguemos como el Barça'. Pero, de momento, el único que tiene el ultimátum sobre la cabeza es Pellegrini.

A los jugadores, mientras, se les prepara para la campaña mediática que orquesta el club para invocar a la épica de las noches europeas, al espíritu de Juanito y demás parafernalia que alude tanto a la testosterona como al escudo para tratar de remontar la eliminatoria. 'Nos han pasado por encima', 'hay que dar un puñetazo en la mesa, somos el Real Madrid y demostrar cada uno lo que vale', son algunas frases pronunciadas por los jugadores.

Mientras, ayer, en una ponencia en Alicante sobre el modelo de gestión del Madrid, Florentino Pérez, según informa Ángel García, trató de disimular su enfado: 'Si algo he aprendido de mi anterior etapa, es abstraerme de la pasión y los sentimientos, y dejar el tema deportivo en manos de los profesionales. Valdano es el que toma las decisiones. Fue un resultado muy humillante, pero ahora mismo necesitamos tranquilidad. El proyecto acaba de comenzar'.