Público
Público

Hablar por el móvil en el avión será posible pero no barato

Las tarifas alcanzan los cuatro euros por minuto. Ayer entró en vigor la norma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Señoras y señores, hemos superado los 3.000 metros de altura, ya pueden utilizar sus teléfonos móviles'. El Ministerio de Industria ha dado el pistoletazo de salida para que esta frase pueda pronto convertirse en realidad también en los aviones con matrícula española, como ya ocurre en aerolíneas de otros países de la Unión Europea que adaptaron antes su legislación a la normativa comunitaria.

Tras la publicación de la norma esta semana en el BOE, las aerolíneas españolas pueden permitir desde ayer que los pasajeros hablen por su propio teléfono móvil durante el vuelo. Antes, han de cerrar un acuerdo con un operador que preste este servicio, como On Air o Air Mobile. Ese operador debe contar con una autorización administrativa que concederá (sin limitación de cantidad) el propio Ministerio de Industria y ha de tener también acuerdos de interconexión con las compañías de móvil que dan servicio en España al usuario final (Movistar, Vodafone, Orange...)

Iberia y Air Europa ya están estudiando ofrecer el servicio

Sin embargo, incluso cuando estén superados estos pasos, algunos usuarios preferirán dejar el teléfono apagado en el bolsillo debido a las elevadas tarifas que les puede aplicar su compañía habitual de telefonía móvil. Esta es la que decide el precio final en función del margen de ganancia que quiere obtener sobre lo que le cobra el operador que da servicio en el avión, que comparte sus ingresos con la aerolínea.

La única operadora española que tiene actualmente un acuerdo para prestar servicio en vuelo (con aerolíneas con matrícula no española como la portuguesa TAP, British Airways, Royal Jordanian Airlines y Wataniya Airways) es Vodafone y sus tarifas, equivalentes a las que se aplican si se está en un barco en medio del océano, son de dos euros por establecimiento y cuatro euros por minuto (más el IVA), tanto si se recibe como si se hace una llamada. Los mensajes de texto (SMS) cuestan 1,5 euros, aunque sólo se pagan cuando se envían. Recibirlos es gratis.

El servicio es similar al que se utiliza cuando se está de viaje en otro país, es decir, el usuario puede utilizar su teléfono gracias al acuerdo de su compañía con las operadoras del país en cuestión. Sin embargo, la normativa europea de roaming (llamadas en itinerancia), que pone límites al precio final para llamadas fuera del país de origen pero dentro de Europa, no es de aplicación en estos casos. Este puede ser uno de los motivos principales de que, de momento, el servicio no cuente con muchos seguidores.

On Air, operador de móvil en vuelo vía satélite, ha hecho pruebas en España

Aún así, aerolíneas como Iberia o Air Europa se han puesto manos a la obra para estudiar las ventajas de ofrecerlo, según confirmaron fuentes de ambas. Air Europa ha creado incluso una comisión en la que están siendo asesorados por Air France, su socia en la alianza Skyteam, ya que la aerolínea gala cuenta con varios trayectos en los que ofrece llamadas en vuelo.

On Air, el operador suizo principal proveedor de este servicio que se conoce como MCA (Mobile Communication on Aircraft) y permite llamar en vuelo utilizando una conexión vía satélite ha estado haciendo pruebas en España desde 2008 con una licencia temporal que le concedió Industria y ya ha mantenido contactos con varias aerolíneas.

Si estos fructifican en un acuerdo, lo más probable es que, en breve, las otras dos compañías de móvil que dan servicio en España, Movistar y Orange España, cierren con On Air acuerdos de interconexión para que sus clientes también puedan acceder al servicio.